Los granos subieron con un fuerza en el mercado de Chicago, con alzas en todos los casos por encima de los US$ 10 por tonelada, gracias al accionar comprador de los fondos especulativos.

El contrato de julio de la oleaginosa subió 2,22% (US$ 12,31) hasta los US$ 564,75 la tonelada, a la vez que el de agosto lo hizo por 2,35% (US$ 12,58) y se posicionó en US$ 546,47 la tonelada.

Los fundamentos del alza radicaron en las compras técnicas y de oportunidad por parte de los fondos especulativos tras sendas bajas consecutivas en la cotización, que lo llevaron los precios más bajos en un mes.

Sin embargo, las exportaciones semanales informadas hoy por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) en torno a las 300.000 toneladas se ubicaron en el rango esperado por los operadores, por lo que la suba fue limitada por este factor, explicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Sus subproductos acompañaron la suba del poroto, con un avance del 1,72% (US$ 24,91) en el aceite hasta los US$ 1.472,88 la tonelada, mientras que la harina ganó 1,69% (US$ 7,16) y se posicionó en US$ 430,22 la tonelada.

Por su parte, el maíz saltó 6,40% (US$ 15,75) y se ubicó en US$ 261,60 la tonelada, como consecuencia de compras técnicas y de oportunidad, combinadas con una demanda internacional del grano amarillo estadounidense sólida.

El USDA reportó ventas a China durante la semana de 5,6 millones de toneladas.

Por último, el trigo escaló 4,27% (US$ 10,20) y cerró a US$ 248,46 la tonelada, producto de compras técnicas y de oportunidad, sumado a la sequía en las planicies del norte de Estados Unidos que podría afectar al cultivo de primavera. (Télam)