El ministro de Industria de Misiones, Luis Lichowski, participó de manera virtual del XIV Encuentro Argentino de Transporte Fluvial, en el que dejó expuesta la falta de desarrollo portuario en el tramo provincial de la Hidrovía Río Paraná, para lograr el funcionamiento óptimo del transporte fluvial de cargas.

El encuentro, encabezado por el subsecretario de Puertos y Vías Navegables del Ministerio de Transporte, Leonardo Cabrera, contó con la presencia del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, y Lichowski participó de manera virtual, como titular de la Administración Portuaria Posadas Santa Ana (APPSA), para explicar la situación de Misiones.

Al referirse a las barreras para el funcionamiento de la hidrovía para la navegación de cargas en esta zona del país, el funcionario destacó la falta de desarrollo portuario y dijo que “Misiones en este sentido hizo grandes esfuerzos con los puertos de Posadas y Santa Ana".

En misma línea, contó que "el puerto de Posadas está pronto a funcionar con equipamiento que se incorporará en los próximos meses con lo que se resolverían en parte esas limitaciones”.

El titular de Appsa señaló además la necesidad de un mantenimiento de dragado y balizamiento de todo el tramo del río, desde confluencia hasta Yacyretá, donde hay pasos que en épocas de bajante llegan a 6 pies o menos y donde lo ideal para el transporte efectivo y eficiente sería al menos de 9 pies como mínimo y, en forma óptima, 11 pies.

Lichowski sostuvo que se están haciendo los trabajos “pero la gran expectativa está puesta en la nueva empresa federal de Hidrovía y que la participación de Misiones en el Consejo Federal de Hidrovía permita abordar el dragado y mantenimiento para poder garantizar el transporte fluvial”, indicó.

El funcionario que representó a Misiones destacó que otro de los condicionantes es la inercia existente de transportar por vía terrestre, hábito de los transportistas conocedores de los tiempos y la logística.

Lichowski sostuvo que para romper esa inercia y desarrollar el transporte fluvial primero hay que lograr costos competitivos.

"Es sabido que los costos de navegar en Argentina están dados tanto por los costos laborales gremiales, combustible y desarrollo de la industria naval argentina. Temas que habrá que trabajar juntos entre gobierno, privados y gremios entendiendo que lo que se pierde de no acordar, repercute directamente en la economía diaria de una región”, expresó.

Para finalizar aseguró que “hay buenos y significativos avances”, en la materia y que “existen volúmenes de carga mucho más que los necesarios para poner en marcha el transporte fluvial del NEA”. (Télam)