La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Federación Económica de Mendoza (FEM) solicitaron una batería de medidas laborales, impositivas, financieras y en alquileres y pago de servicios, ante la emergencia decretada por la pandemia del coronavirus.

En ese sentido, las entidades mercantiles destacaron las medidas que adoptó el Gobierno nacional en línea con los 9 puntos que solicitaron la entidades la semana pasada.

Sin embargo, dada la velocidad de los acontecimientos y la paralización de muchas actividades, y teniendo en cuenta la importancia de las pymes en materia de generación de empleo, CAME y FEM solicitaron la "urgente implementación de una serie de medidas complementarias".

Entre dichas medidas, para mitigar el costo laboral, piden ampliar la eximición sobre contribuciones patronales a todas las micro y pequeñas empresas; flexibilizar los efectos del contrato de trabajo para quienes no puedan trabajar desde su casa; eximir del pago de las cuotas del monotributo y autónomos durante los meses de abril, mayo y junio; excluir a las pymes de la doble indemnización; y que la ART asuma licencias de la cuarentena.

En cuanto a medidas financieras solicitan postergar por 90 días a las pymes el pago de todas las deudas con entidades financieras; congelar por igual período los intereses financieros de los atrasos que tienen las empresas; y generar líneas de créditos de interés nulo y de otorgamiento automático para empresas o comercios que deban cerrar por cuarentena forzosa, para hacer frente al pago de salarios.

En tanto a las medidas impositivas, solicitan postergar por 90 días el pago de las cuotas de moratorias con AFIP; suspender el impuesto a los créditos y débitos bancarios para favorecer las transacciones sin contacto; ampliar plazos de IVA a 90 días de manera automática para las MIPYMES; eximir a las empresas en crisis del pago de ganancias, IVA y contribuciones patronales durante el período que rija la medida de emergencia.

También piden extender los impuestos a ser incluidos en la moratoria a todos aquellos que venzan hasta el 31 de marzo; postergar los plazos para adherir a la moratoria para empresas pyme; suspender toda medida cautelar que afecte la liquidez y el capital de trabajo; aplicar lo dispuesto para los rubros Hotelería y Gastronomía al resto de las pymes.

A su vez, como medidas complementarias pidieron congelar los alquileres comerciales a enero 2020; eximir por 60 días del pago de luz, gas y agua a las empresas afectadas; eximir las penalidades establecidas por el BCRA; instruir a empresas y reparticiones estatales el pago inmediato de facturas vencidas de los proveedores pymes. (Télam)