El consorcio que conforman las petroleras Total Energies, de Francia; Wintershall, de Alemania; y la argentina Pan American Energy anunció hoy la aprobación de la decisión final de inversión para el desarrollo del proyecto gasífero offshore Fénix, en la Cuenca Austral frente a las costas de Tierra del Fuego, con un compromiso de inversión de US$ 700 millones.

Fénix es parte de la concesión Cuenca Marina Austral-1 (CMA-1), donde Total es operador con una participación del 37,5%, junto a sus socios Wintershall Dea Argentina (37,5%) y Pan American Sur (25%).

El proyecto gasífero offshore se encuentra a 60 kilómetros de la costa en el sur del Mar Argentino.

El avance del diálogo entre las empresas con el Gobierno nacional ya se había dado a conocer semanas atrás cuando el ministro de Economía, Sergio Massa, realizó una serie de anuncios para el sector en la ciudad de Neuquén, y en los mismos términos se ratificó durante su visita a Estados Unidos.

Hoy, las empresas oficializaron la aprobación de la decisión de la inversión por US$ 700 millones para el desarrollo del yacimiento Fénix, que comprenderá la perforación de tres pozos horizontales, desde una nueva plataforma automatizada ubicada en el mar, donde la profundidad de agua es de 70 metros.

El gas producido será transportado a través de un nuevo gasoducto de 35 kilómetros hasta la plataforma Vega Pleyade, perteneciente al consorcio CMA-1, y procesado en tierra en las instalaciones de Río Cullen y Cañadón Alfa, también operadas por el mismo consorcio.

Una vez puesto en producción, lo cual está previsto para principios de 2025, Fénix producirá durante más de 15 años unos 10 millones de metros cúbicos diarios adicionales de gas natural, es decir, 70.000 barriles de petróleo equivalente por día.

El proyecto Fénix contribuirá a mantener el nivel de producción del consorcio CMA-1 y garantizar el suministro de gas al mercado argentino, el cual se realiza a través del Gasoducto General San Martín que atraviesa la Patagonia hasta la zona centro de Buenos Aires.

En la actualidad, los cuatro yacimientos de gas Cañadón Alfa, Aries, Carina y Vega Pléyade producen en CMA-1, suministrando ya el 16 por ciento de la demanda de gas natural de Argentina.


(Télam)