El presidente del Banco Central (BCRA), Miguel Pesce, afirmó hoy que el stock de instrumentos de esterilización que está por encima de los $ 4 billones es necesario que se canalice al financiamiento de las familias y las empresas a través del sistema financiero y de capitales, al disertar en el 23º Congreso Nacional de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas (CPCE).

En el marco de la actividad coordinada por la filial cordobesa del CPCE, el funcionario nacional expuso sobre los “Desafíos de la economía argentina” y se refirió al stock de instrumentos de esterilización que tiene el BCRA que está por encima de los $4 billones, unos US$40.000 millones.

“Es dinero que necesitamos y la forma de resolver es que se canalice al financiamiento de las familias y de las empresas a través del sistema financiero y de capitales. No hay otra forma de solucionar el problema que poner en actividad ese dinero”, remarcó.

Durante la charla, el titular del Central también manifestó que “el problema fundamental de la economía argentina es la insuficiencia de ingresos del 40% de las familias y la desocupación del 9,6%”,

En ese sentido consideró que esa insuficiencia de ingresos y desocupación “debe ser paliado, como viene sucediendo por el Estado, con subsidios. Claro que no es la solución de fondo, pero hace a la paz social”, resaltó.

Pesce dijo también que “por su propia historia crediticia, a la Argentina se le hace difícil obtener financiamiento internacional y por eso debe recurrir a las exportaciones”.

Al respecto agregó que el problema del sector externo no es nuevo: “Viene desde mediados de la década del ‘50”, y estimó que se necesita de US$90.000 millones al año en exportaciones para que “el país crezca sostenidamente”.

“El proceso de dolarización de la economía argentina será largo de revertir”, proyectó el titular del BCRA y dijo que “cuando hay una decisión de inversión lo primero que se piensa es en comprar dólares. Hay que unir las dos puntas, que las empresas conozcan los instrumentos y que los que tienen excedentes los conozcan y puedan diversificar sus carteras”, propuso.

Al referirse al sector productivo con potencial crecimiento y de alta competitividad, mencionó al oro, cobre, plata, litio, al industrial y al energético por las posibilidades que ofrece Vaca Muerta, también la calidad de los recursos humanos del país.

“El secreto está no en producir bienes de consumo masivo y en gran escala, sino en producir bienes a menor escala, de especialización”, y que en esa línea deben estar “comprometidos el Gobierno nacional, el mundo empresarial, el sindical y el profesional”, también para solucionar los problemas que tiene el país.

En otro párrafo de su discurso apuntó a la necesidad de “inversión extranjera no sólo porque es proveedora de dólares a la balanza de pagos deficitaria, sino porque aporta tecnología e inversión; pero es cierto que el país genera fuerte excedentes económicos. Los residentes argentinos son dueños de activos extranjeros por unos US$400.000 millones y tenemos un saldo positivo de US$150.000 millones”, afirmó.

Detalló también que desde 2007 se importaron US$170.000 millones de billetes desde Estados Unidos y calculó que hay unos US$200.000 millones en billetes atesorados.

Argentina es un país que puede generar fuertes excedentes, manifestó Pesce al sostener que en el 2018 se formaron activos externos por US$23.000 millones y, en el 2019, fueron US$19.000 millones.

“Lo que necesitamos es un mercado de capitales que convierta ese excedente en inversión”, señaló

La inflación de Argentina es multicausal, por lo tanto sostuvo que “ver su origen solo en la macroeconomía es un error. La Argentina vivió procesos recientes de inflación con escasa emisión monetaria. Desde 2018 en adelante es un problema persistente”.

Además de causales como “la presión que mete el ahorro interno por dolarizarse hay que prestarle atención como un componente muy importante; la puja distributiva entre sectores también juega un rol significativo”, por lo tanto son aspectos que se debe prestar atención, sugirió.

(Télam)