El ex ministro de Hacienda Hernán Lacunza advirtió que el Gobierno aplica un "mal diagnóstico y una mala terapia" para intentar que la inflación baje, y consideró que, por ese motivo, el país tiene un problema macroeconómico.

"Mal diagnóstico, mala terapia, pronóstico reservado", enfatizó el ex jefe del Palacio de Hacienda, tras el 4,8% de inflación que se registró en marzo último. Según el ex funcionario, "desde hace seis meses la inflación corre al 58% anualizado.

Exactamente al doble que el 29% del Presupuesto. No es pronóstico, es presente. No es estacional, son seis meses al 4% mensual promedio. No es micro (competencia, especulación, empresarios, sindicatos), es macro (Gobierno)". A través de su cuenta en la red social Twitter, Lacunza comentó que el proceso inflacionario "dura un embarazo: emitís pesos hoy, precios suben a los nueve meses.

La inflación del verano-otoño 2021 se gestó en la emisión del otoño-invierno de 2020 (cuando el Gobierno había descubierto la maquinita de la felicidad: la emisión no genera inflación)". A su criterio, restringir las exportaciones de carne para que bajen los precios de ese alimento implicaría "inflación futura por liquidación de stocks (ya pasó con Guillermo Moreno)"

En cuanto a los monopolios, dijo: "el monopolista pone precio máximo el día cero, no un poco cada mes".

Sobre "pisar tarifas", Lacunza evaluó: importaría "más emisión y por ende inflación futura por déficit fiscal (subsidios) y externo (importación de gas)". En esa línea, "pisar el tipo de cambio" sería, a su criterio, "un búmeran futuro por atraso cambiario".

Según informó el INDEC, la inflación de marzo trepó al 4,8%, impulsada por incrementos en alimentos, ropa y educación. Así, en el primer trimestre la inflación llegó al 13% y complicó al Gobierno en su intención de cerrar 2021 con un índice del 29%, tal como figura en el Presupuesto Nacional.

En comparación con marzo del año pasado, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló un alza del 42,6%, cuando en febrero había sido del 40,7%. La suba de marzo estuvo empujada por fuertes alzas del 5,9% en carne, 7,2% en lácteos, 10,8% en prendas de vestir y 28,5% en educación. GCH/KDV NA