El director nacional de Políticas Integradoras, Rafael Klejzer, afirmó hoy que la suba de los precios de los alimentos tienen "un alto componente político", a partir de la pulseada de los formadores de precios con el Estado para conseguir "dólares baratos que obliguen a una devaluación".

“Uno de los problemas más importantes que tenemos los argentinos y las argentinas es sin duda la inflación. Los precios tienen un alto componente de aumento en sus costos, pero mucho más alto y mucho más importante es el componente político”, señaló Klejzer en diálogo con Télam Radio.

El también referente nacional del Movimiento Popular "La Dignidad" y de la UTEP, afirmó, además, que se trata de "un precio político" que tiene que ver con los formadores de precios, "en esta pulseada que tienen con el Estado para hacerse de dólares barato y obligar al presidente Alberto Fernández a devaluar"

“Vemos claramente que es un golpe de mercado que tiene de rehenes a la mesa de los argentinos”, señaló.

En este sentido, en referencia al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, recordó que “siempre hay una buena excusa para aumentar precios y disputar la renta nacional”,

El dirigente social expresó la necesidad de generar “ya un aumento general del salario”, a la vez de diseñar estrategias “a largo plazo” para que el Estado “recupere el rol soberano que le compete a la hora de planificar la producción de alimentos en Argentina”.

“No podemos quedar de rehenes los argentinos y las argentinas a la hora de precios, a la hora de abastecimiento, a la hora de ver qué calidad consumimos, porque diez empresas están jugando con nuestra vida”, concluyó Klejzer.

(Télam)