Los directores del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) Florencia Pacheco y Gonzalo Quilodrán coincidieron hoy en que no se puede "ignorar la desigualdad" en el acceso a las comunicaciones, ni aceptar "tener argentinos de primera y de segunda".

"No podemos hacer la vista gorda, no podemos ignorar la desigualdad", sostuvo Pacheco en diálogo con Télam, para subrayar que el Estado tiene que "estar presente" para garantizar el acceso y la continuidad de los servicios.

Por su parte, Quilodrán señaló que hay cinco millones de hogares en la Argentina sin acceso a internet, y de ellos dos millones "no tienen cobertura", es decir que a sus viviendas no llegan ni las redes privadas ni las públicas, y los otros tres millones no pueden pagarlo.

"Tenemos que garantizar la asequibilidad, no podemos estar impermeabilizados a la desigualdad. No vamos a ser cómplices de que haya argentinos de primera y de segunda", agregó en diálogo con la Rock & Pop.

Pacheco indicó a Télam que continuarán este mediodía trabajando en la definición de una mesa de negociación con "los distintos actores" del mercado, con una modalidad que sea "lo más operativa posible".

Respecto de la solicitada contra la medida publicada hoy y firmada por las operadoras de móviles y cableros, más la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina (Amcham), Pacheco señaló que "las telco en este período pudieron seguir funcionando", y que "en este mercado no creemos que haya posibilidad de desinvertir".

"También entendemos que el DNU apunta a dejar de tocar el bolsillo de los ciudadanos y las ciudadanas", en referencia al congelamiento de precios hasta el 31 de diciembre.

Para Pacheco, "hay que entender que la brecha en Argentina está entre quienes no están conectados y quienes sí. Hay que zanjar esa situación, no podemos hacer la vista gorda a la desigualdad".

Consultada por la tarifa básica universal, explicó que "tiene que estar orientada a garantizar y ampliar los accesos".

"Muchas veces la gente no tiene los recursos para darle continuidad" al servicio, como ocurre en los casos de los prepagos, y "el Estado tiene que estar presente en estas cuestiones", agregó.

También el director Gustavo López, en declaraciones a Ambito Financiero, indicó que la "Prestación Social Universal y Obligatoria de internet, telefonía y televisión, podrá ser por separado o toda junta", porque hay empresas que prestan uno de los servicios y otras más de uno.

"Todo eso va a ir a la reglamentación", agregó López. (Télam)