El Ministerio de Economía formalizó la creación del Programa de Compensación para Pequeños y Medianos Productores de Soja y Maíz, a través de la resolución 862/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial.

El propósito del programa es el de compensar a "un segmento de pequeños y medianos productores" que no pudo acceder a los beneficios del Programa de Incremento Exportador que en septiembre instituyó el denominado "dólar soja", por haber comercializado su producción con anterioridad a su implementación, según se indicó en los considerandos de la medida.

La compensación había sido anunciada el último sábado por el ministro de Economía, Sergio Massa, quien dijo que con ella "estamos cumpliendo el compromiso de que el fondo recaudado por el programa de fomento a las exportaciones de soja vuelva al sector agrícola para generar un aumento de nuestra producción y de las exportaciones para el año que viene, pero además para proteger y beneficiar a los sectores que no pudieron participar del programa porque son los productores más chicos y los primeros que venden".

El programa fue fundamentado en el "interés del Estado Nacional" de "acompañar el desarrollo y mejoramiento de las condiciones de los pequeños y medianos productores agropecuarios", a fin de "estimular la producción, el desarrollo y el fortalecimiento de pequeños y medianos productores y de economías regionales", destacó la norma.

En el artículo tercero de la resolución se especifica que "el beneficio a percibir por cada productor será de hasta $ 6.500 por hectárea de soja declarada y de $ 20.000 por hectárea de maíz declarada", con un tope para todo el programa de hasta $ 15.000 millones.

El monto de los beneficios será efectivizado durante el transcurso de diciembre, mediante transferencia bancaria a las Claves Bancarias Uniformes (CBU) declaradas, aclaró la resolución en un artículo 8.

Para acceder al programa, los productores deberán estar inscriptos en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (SISA) y haber declarado hasta el 30 de septiembre inclusive, para la campaña 2021/2022 una superficie destinada a cultivo de soja de hasta 400 hectáreas o una destinada a cultivo de maíz de hasta 100 hectáreas.

Asimismo, no tuvieron que haber realizado ventas de soja entre el 5 y el 30 de septiembre de 2022 ni contar con existencias de soja al 30 de septiembre inclusive exteriorizadas en "Información Productiva I" del SISA. (Télam)