El oficialismo porteño presentó hoy en la Legislatura una nueva prórroga para la entrada en vigencia de una ley sancionada en 2001, que prohíbe el ingreso de ganado bovino en pie a la Ciudad, a fin de permitir el funcionamiento por un tiempo más del Mercado de Hacienda de Liniers antes de su traslado a Cañuelas, demorado por la pandemia.

La iniciativa busca que se extienda hasta el 31 de julio del 2021 el nuevo plazo -que caducaba a fin de este mes- para que comience a cumplirse la ley 622 de 2001, que establece la prohibición del acceso de ganado en pie a la Ciudad de Buenos Aires.

De ser aprobada por los legisladores, será la décimo cuarta prórroga sancionada en el mismo sentido.

El propósito de la medida apunta a habilitar por un tiempo más la actividad del Mercado hasta tanto se concrete la mudanza a la nueva sede de Cañuelas, que se encuentra en construcción.

Según indicó el legislador Daniel Del Sol, autor del proyecto, "como consecuencia de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio dictadas por el Gobierno nacional a raíz de la pandemia Covid-19, la cadencia de las obras en Cañuelas tiene un ritmo inferior al originariamente proyectado".

Y agregó que "se estima que el nuevo mercado estará en condiciones de ser operado entre los meses de mayo y junio de 2021; momento en el que la firma Mercado de Liniers S.A. podrá mudar su operación a la nueva locación", por lo cual consideró que "resulta imprescindible asegurar la continuidad de la actividad del Mercado de Liniers" en su actual localización.

(Télam)