La titular de la AFIP, Mercedes Marco del Pont, aseguró hoy que con la reforma del impuesto a las Ganancias a las Sociedades de Capitales "nueve de cada diez empresas van a pagar una alícuota más baja" y destacó que el aumento de la recaudación permitirá tener nuevos recursos para políticas públicas.

Marco del Pont expuso hoy en una reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda sobre el proyecto que reduce al 25% la alícuota para las empresas que tienen una ganancias de hasta cinco millones de pesos.

La funcionaria destacó que el esquema propuesto establece un tratamiento diferencial en beneficio de las sociedades de menor tamaño o aquellas que, por alguna circunstancia, obtengan bajas rentas en un período fiscal.

“Nueve de cada diez empresas van a ver reducida su alícuota”, afirmó.

La funcionaria brindó un informe junto al secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, sobre el proyecto que establece un esquema progresivo entre el 25 y el 35 por ciento a las ganancias que deben pagar las empresas.

“La reforma del Impuesto a las Ganancias de Sociedades garantiza fuentes de financiamiento genuinas para las políticas públicas, permite profundizar la progresividad del tributo y saldar una deuda histórica con las pymes”, sostuvo la titular de la AFIP.

En su informe, la funcionaria destacó que los cambios propuestos apuntan a gravar las ganancias, no la facturación.

“El proyecto es muy equitativo, sobre todo en circunstancias en las que se advierten una enorme heterogeneidad", explicó.

Marco del Pont señaló que “la incorporación de tasas marginales tiende a evitar la subdeclaración, ya que pasar de un tramo a otro solo da como resultado pagar la tasa más alta por el monto excedente, y no por la totalidad como sucede con las tasas directas o planas o con los esquemas que diferencian alícuotas según tamaño de empresa”.

En otro tramo, la funcionaria destacó que a nivel internacional existe una visión muy crítica de bajar impuestos, de desregulación del mercado y de los flujos financieros.

En ese sentido, Marco del Pont agregó que "la flexibilidad de normas y la baja de impuestos no generaron el efecto derrame. Las rentas que se generaron provocaron una mayor concentración de la riqueza”.

Al respecto, también subrayó que "la alternativa a esto es el endeudamiento. Y ya lo vivimos. Esta ampliación del espacio fiscal que supone recaudar a través de un impuestos directo vuelve en política públicas”.

(Télam)