El embajador argentino en la República Popular China, Sabino Vaca Narvaja, visitó en la provincia de Xinjiang la planta de transmisión, de desarrollo tecnológico y de nuevos materiales (entre los que se destaca el polisilicio) de la empresa TBEA, donde dialogó con las autoridades, que se comprometieron a elaborar un proyecto para fortalecer la red eléctrica de Buenos Aires.

Como parte del Programa Federal Subnacional de la Embajada de Argentina en la República Popular China, el embajador se dirigió a Xinjiang, que por su ubicación geográfica se convirtió en un punto neurálgico dentro de la Nueva Ruta de la Seda.

Además, la provincia tiene 25 millones de habitantes y su PBI equivale a un poco menos de la mitad del de toda la Argentina, informó en un comunicado la Embajada argentina en Beijing.

Allí, el embajador visitó la planta de transmisión, de desarrollo tecnológico y de nuevos materiales (entre los que se destaca el polisilicio) de la empresa TBEA, donde dialogó con su presidente, Zhang Xin, quien se comprometió a elaborar un proyecto para fortalecer la red eléctrica de Buenos Aires.

TBEA es un proveedor de servicios de soluciones limpias en la industria de energía global, se dedica al desarrollo verde y al desarrollo con bajas emisiones de carbón, siendo un grupo conformado por empresas nacionales de nuevas tecnologías de alta gama, dedicadas a la fabricación de grandes equipos de energía en China, con presencia en 24 países y más de 20 mil empleados.

En una carta de intención, la empresa expresó: “China y Argentina son amigos sinceros al otro lado del océano y socios estratégicos para el desarrollo común. Para TBEA el mercado argentino es de gran importancia, así que participaremos y promoveremos activamente el proyecto de fortalecimiento en la red eléctrica de Buenos aires, aprovechando nuestras ventajas en la fabricación de equipos de transmisión y transformación de alta gama”.

“Organizaremos un grupo de expertos para que pueda realizar la investigación en sitio lo antes posible y así poder intercambiar y discutir sobre los proyectos, concluyendo con proyectos de alta calidad. Asimismo, TBEA combinará estrategias y las necesidades de energía y desarrollo energético de Argentina, aprovechando nuestras ventajas técnicas e industriales, profundizando de manera integral la cooperación y el desarrollo”, expresó TBEA.

La provincia de Xinjiang está situada en la costa occidental del Océano Pacífico y en la parte nordeste de la llanura del norte de China. Es la provincia que cuenta con la mayor superficie y la frontera más larga de China con 5.742 kilómetros, y tiene como vecinos a ocho países: Mongolia, Rusia, Kazakstán, Kirguistán, Tayikistán, Afganistán, Pakistán y la India.

Por ese motivo, posee tres zonas francas y el Centro de Cooperación Fronteriza Sino-Kazajistán de Korgas, que es la primera zona de libre comercio transbordo en el mundo.

TBEA ha creado tres industrias emergentes en el país: fabricación de equipos de trasmisión y transformación de alta gama, nuevas energías y nuevos materiales. Actualmente, se ha convertido en una empresa clave de la industria de transmisión y trasformación de energía en China, cuenta con una amplia base de investigación de materiales de silicio policristalino y exportación de materiales electrónicos de aluminio, siendo un gran integrador de sistemas de energía solar fotovoltaica y eólica de gran escala.

Además, posee 18 parques industriales de manufactura en el país y dos plantas en el extranjero. La capacidad anual de los transformadores alcanza los 260 millones kVA, y una capacidad total instalada EPC fotovoltaico de casi 18GW, posicionándose entre las mejores del mundo.

TBEA ha suministrado productos de alta gama y nuevas tecnologías a más 70 países y regiones, y ha proporcionado a más de 30 países proyectos llave en mano y soluciones de sistemas integrados. Por ese motivo, ha sido incluida entre los 100 principales contratistas de proyectos globales de ENR durante cuatro años consecutivos, según se informó. (Télam)