La Secretaría de Comercio Interior, a través de la Subsecretaría de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores, imputó hoy a las empresas Nestlé, Agropecuaria Paso Viejo y a Mondelēz por presuntas infracciones en los etiquetados de los productos que podrían inducir a la confusión de las y los consumidores.

El accionar utilizado por Nestlé y Mondelēz repetiría la conducta identificada en las imputaciones realizadas recientemente en las que se detectó que "se modifica mínimamente una propiedad y/o el contenido neto de algunos productos, para luego incrementar sustancialmente los precios", explicó el Ministerio de Desarrollo Productivo en un comunicado.

El jueves pasado, la Secretaría de Comercio Interior imputó a las firmas Mondelz, Bagley (Grupo Arcor) y PepsiCo por presuntas infracciones que refieren a la comercialización de productos con rótulos prácticamente idénticos a otros ya existentes en las góndolas, que se venden a precios diferentes (dos productos bajo el nombre Pepitos Original, con idéntico envoltorio y una diferencia entre uno y otro de un gramo en el peso neto con un incremento de más de 50% en el precio final).

Además de no informar de manera cierta, clara, y detallada las diferencias existentes entre bienes de igual categoría, marca y sabor, estas prácticas pueden confundir sobre la naturaleza del producto y sus principales características, motivando al error, y promoviendo la adquisición de un bien no deseado, explicó el comunicado.

La nueve imputación, en el caso de Nestlé corresponde a dos productos de Nescafé Dolca Torrado de igual tamaño, contenido y variedad, idéntica información nutricional, sugerencias de preparación, ingredientes, contenido neto y recomendaciones para la reutilización del frasco de vidrio; con una diferencia de precio entre estos dos envases de 40%.

En tanto, en el caso de Mondelēz se observó una práctica similar a la ya referida sobre las galletitas Pepitos y, en este caso, ofrece las galletitas Oreo en dos presentaciones idénticas en cuanto a su envoltorio, pero con un gramo de diferencia entre ambas, con una variación de precio superior a 50%.

Por último, la empresa Agropecuaria Paso Viejo fue imputada por la comercialización del producto Viejo Olivar que se presenta como “Aceite de Oliva Extra Virgen”, cuando en realidad en la letra chica de los ingredientes indica que contiene aceite de girasol y de oliva; y en la denominación del producto figura la descripción “Aceite comestible mezcla”.

Si bien todavía se encuentra en instancia de imputación, en el caso de que efectivamente se acrediten las conductas advertidas, las multas para cada una de las empresas puede ascender a un máximo de $550.000.000, recordó Desarrollo Productivo.

Las y los consumidores pueden comunicarse al 0800-666-1518; escribir a

consultas@consumidor.gob.ar y en Twitter a @DNDConsumidor; o ingresar sus

reclamos en

https://www.argentina.gob.ar/iniciar-un-reclamo-ante-defensa-de-las-y-los-consumidores (Télam)