El barril de petróleo registró hoy en Nueva York una nueva suba de 1,3%, tras la decisión de los países productores de crudo de mantener en febrero un aumento de los bombeos en 400.000 barriles diarios, lo que trajo alivio al mercado

Tanto el barril de la variedad WTI como el tipo Brent escalaron 1,3% y cerraron en 77 dólares y en 80 dólares, respectivamente, según cifras consignadas en el New York Mercantil Exchange (NYMEX), en momentos en que la demanda mundial parece recuperarse, pese al aumento de las infecciones por coronavirus.

El petróleo de Texas reaccionó positivamente a la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+), de continuar con la apertura gradual de los grifos mes a mes, por la que durante febrero añadirán 400.000 barriles diarios a la oferta.

De esta manera mantienen la estrategia de aumento prudente de la producción iniciada en mayo de 2021 en un contexto de recuperación, tras los drásticos recortes de 2020 para superar el choque de la pandemia de Covid-19.

Ya que la demanda se vio poco afectada por la nueva variante Ómicron, "tenemos que cumplir las obligaciones a las que se ha comprometido la OPEP+ en el contexto del aumento de la producción", declaró Alexander Novak, viceprimer ministro ruso de energía, en declaraciones citadas por la agencia AFP.

El aumento anunciado "significa que para febrero ya alcanzaremos cerca del 85% de la recuperación de la producción", es decir, "1,7 millones de barriles diarios de los 2 millones" que dejaron de producir al comienzo de la pandemia, dijo Novak.

Click to enlarge
A fallback.

Sin embargo, para el resto del año queda la incógnita de lo que puede ocurrir entre Occidente e Irán, por un futuro acuerdo nuclear y en medio de una escalada del conflicto diplomático con los Estados Unidos por la muerte del general Soleiman durante la gestión del ex-presidente Donald Trump.

Por ahora, no hay progresos en las negociaciones nucleares, lo cual deja fuera del mercado la abultada oferta de crudo que pueden proporcionar los yacimientos persas.

Pese al fuerte repunte de casos de covid-19 que se está viendo en todo el mundo, los expertos señalan que la pandemia se mantiene solo como un "riesgo" mientras no acarree confinamientos o medidas restrictivas que puedan afectar al mercado.

La alianza de países petroleros se ha mostrado hoy confiada en que el impacto de ómicron, sobre todo en la movilidad -y por tanto, en la demanda de crudo-, será "leve y de corta duración", según un análisis de un comité interno de la OPEP+.

Además, los precios recibieron presión alcista debido a un paro productivo en Libia y en Nigeria.

En tanto, el de gas natural para entrega en febrero bajó 1,8% y se pactó en 3,75 dólares por cada millón de BTU.

Finalmente, el oro se recuperó 0,9% y cerró en 1.815 dólares por onza. (Télam)