El petróleo registró hoy en Nueva York su segunda suba consecutiva apoyado en las perspectivas de una mayor demanda mundial, con lo que acumula un alza de casi 9% en las últimas 48 horas, tras conocerse noticias sobre una mejora en las condiciones sanitarias en China y la autorización final para las vacunas contra la Covid-19.

El barril de la variedad WTI subió 3,1% para cerrar en 67,70 dólares mientras que el tipo Brent escaló 3,5% y se pactó en 71,20 dólares, según cifras suministradas por el Nymex.

La suba de los precios se vio sostenida también por un incendio en un plataforma de la petrolera estatal Pemex en la zona del Golfo que obligó a cerrar instalaciones marítimas que bombean unos 420.000 barriles diarios.

El petróleo totaliza un aumento de casi 9% en dos días, apoyado en la mejora de las perspectivas de demanda, después de que los temores a la variante delta del coronavirus provocaran un peor ambiente en China, el principal importador de crudo en el mundo.

Los analistas sostienen que la aprobación final de la vacuna de Pfizer-BioNTech por parte de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos, ha alimentado el apetito de los inversores, ya que un incremento en las vacunaciones, abre las puertas a una rápida recuperación de la demanda mundial y un mayor consumo de hidrocarburos.

China ha logrado controlar momentáneamente los contagios en varias regiones del país, lo que llevó tranquilidad a los inversores.

La recuperación de precios vino a neutralizar la profunda baja ocurrida semanas atrás cuando el aumento de los casos de coronavirus de la variante Delta, parecían incontrolables.

La volatilidad que gobierna a los mercados financieros también afectó a las materias primas y no escapan a los temores sobre los futuros pasos que dará la Reserva Federal en su política de compra de activos tóxicos.

En este marco, los analistas y los inversores están focalizados también en la reunión anual de banqueros centrales que se desarrollará el viernes en Jackson Hole, Wyoming.

En tanto, el oro se negoció sin cambios y cerró en 1.807 dólares por onza. (Télam)