El precio de la soja marcó una nueva suba hoy en el mercado de Chicago, impulsado por la fuerte demanda de aceite de soja que alcanzó un nuevo récord, en una jornada en la que el maíz también finalizó con ganancias con valores que treparon hasta niveles máximos en casi una década.

El contrato de mayo de la oleaginosa subió 1,24% (US$ 7,81) hasta los US$ 634,38 la tonelada, mientras que la posición julio avanzó 1,25% (US$ 7,72) para concluir la jornada a US$ 621,98 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en la escalada del aceite de soja, que alcanzó valores históricos durante la jornada, según un informe de la Bolsa de Comercia de Rosario (BCR).

El incremento respondió a las limitaciones impuestas por Indonesia a la exportación de aceite de palma, debido a que el aceite de soja puede oficiar como sustituto.

"El país asiático incluyó al aceite de palma sin refinar dentro de la prohibición de exportar (previamente sólo le cabía al aceite refinado). Esta medida limita seriamente la disponibilidad de aceites vegetales en los mercados globales, lo cual apuntala al precio de la oleaginosa", explicó la entidad bursátil rosarina.

En este contexto, el precio del aceite de soja saltó 2,94% (US$ 55,34) hasta los US$ 1.935, 63 la tonelada; mientras que la harina de soja ganó 1,39% (US$ 6,83) y se posicionó en US$ 497,13 la tonelada.

Por su parte, el maíz avanzó 1,52% (US$ 4,82) y finalizó la rueda en US$ 321,05 la tonelada, su precio más alto en casi una década por preocupaciones acerca de las siembras en Estados Unidos.

"Los pronósticos para los próximos días indican que persistiría el clima fresco, impidiendo el avance de las siembras del cereal. Esto haría que se pierda la ventana ideal de siembra, lo cual podría limitar los rindes en un contexto de escasez global de suministros", explicó la BCR.

Por último, el trigo cayó 0,30% (US$ 1,19) y se ubicó en US$ 396,83 la tonelada por toma de ganancias. (Télam)