Las acciones en Nueva York cerraron hoy con nuevas caídas luego de que los rendimientos de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos alcanzaron nuevo máximos, en un contexto en el que los inversores se preparan para que la Reserva Federal (FED) aplique su quinta suba de tasas de interés, en su intento por controlar la inflación.

El promedio industrial Dow Jones perdió 1%, el índice ampliado S&P 500 cayó 1,1% y el indicador tecnológico Nasdaq bajó 1%, de acuerdo con datos proporcionados por el New York Stock Exchange (NYSE).

Las bajas alcanzaron a más del 90% de las empresas.

Los inversores también estuvieron atentos a desarrollos geopolíticos en medio de versiones en torno a que el Kremlin se estaba moviendo apresuradamente para organizar votaciones falsas sobre la anexión de las regiones de Ucrania que sus fuerzas aún controlan.

Mañana la FED podría aplicar un incremento de 100 puntos básicos en su tasa de interés de referencia para intentar neutralizar la inflación, lo cual podría derivar en un vertiginosa caída del consumo y un incremento del desempleo.

Una encuesta elaborada por Bloomberg mostró que apenas un 2% de los analistas consultados se inclinó por una suba de esa magnitud.

Al respecto, el exsecretario del Tesoro Lawrence Saummers señaló que es necesario que la FED tome el control de la lucha contra la inflación y se mostró partidario de una suba de 100 puntos básicos.

El economista Nouriel Roubini, quien anticipó la crisis financiera de 2008, ve un camino "largo y feo" que ocurrirá a fines de 2022 que podría durar todo 2023 y una fuerte corrección en el S&P 500.

"Incluso en una recesión simple, el S&P 500 puede caer en un 30%", dijo Roubini.

"Lo que nos preocupa cada vez más es la rebaja de las ganancias y aún no hemos tenido eso", dijo Nigel Bolton de BlackRock.

El rendimiento del Bono del Tesoro a 2 años subió hasta 4%, el nivel más alto desde 2007, mientras que el rendimiento del Bono del Tesoro a 10 años superó el 3,6%, niveles no vistos desde 2011.

Los inversores han descontado un aumento de 75 puntos básicos en la tasa, aunque hay cierta preocupación de que la retórica de la conferencia de prensa del presidente de la FED Jerome Powell pueda seguir siendo extremadamente agresiva.

Los operadores están atentos a las proyecciones de la FED, en un intento por proyectar cuánto más pueden subir las tasas de interés y qué significa eso para la economía.

Lo mejor del Dow Jones fue para Apple (1,6%) y Boeing (0,7%).

En el S&P 500 se destacaron Wynn Resorts (2,9%), Valero (2,6%) y Expedia (2,1%).

En el Nasdaq, las principales subas se anotaron en Seagen (1,8%), NetEase y Moderna (1,4%) y O'Reilly Automotive (0,8%).

En Europa, las bolsas cerraron en baja con la atención puesta en la reunión de la FED.

Todas las principales bolsas y la mayoría de los sectores estaban en números rojos, ya que los inversores esperaban noticias sobre nuevas subas de tipos de interés.

La construcción y los materiales encabezaron las pérdidas, cerrando con una caída del 2,4%, mientras que las acciones de telecomunicaciones bajaron un 2%. Las acciones de viajes y ocio terminaron ligeramente con alzas.

En el índice líder Euro Stoxx 50 que cedió 0,9% se destacaron las subas de las neerlandesas Prosus (0,7%) e ING Gröep (0,2%), y las francesas Kering (0,5%), L'Oreal (0,3%) y Hermes que (0,2%).

En Londres, el FTSE perdió 0,6%, el DAX de Frankfurt cayó 1%, mientras que el CAC 40 de París bajó 1,4%.

En el Mediterráneo, el IBEX 35 de Madrid retrocedió 1,5% mientras que el MIB de Milán se contrajo 1,7%. (Télam)