El precio de la soja volvió a caer hoy en el mercado de Chicago y encadenó su tercera baja consecutiva por la mejora en el clima en los país productores de Sudamérica -Brasil y Argentina-, mientras que los cereales operaron en alza tras marcar pérdidas en el tramo inicial.

El contrato de enero de la oleaginosa cayó 0,77% (US$ 3,31) hasta los US$ 423,65 la tonelada, a la vez que el marzo lo hizo por 0,70% (US$ 3,03) para ubicarse en US$ 424,30 la tonelada.

Los fundamentos de la baja radicaron en desarme de posiciones y toma de ganancias por parte de los operadores, sumado a las mejoras climáticas en Sudamérica, en especial, en Brasil y Argentina.

Las últimas lluvias en estas regiones mejoran las expectativas de siembra en dichos países.

Sin embargo, la fuerte demanda de harina de soja por parte de Vietnam moderó las bajas, indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

La harina acompañó la baja con una caída del 1,01% (US$ 4,41) hasta los US$ 429,34 la tonelada, mientras que el aceite subió 0,18% (US$ 1,54) para concluir la jornada a US$ 826,06 la tonelada.

Por su parte, el trigo trepó 2,21% (US$ 4,59) y se posicionó en US$ 212,38 la tonelada, como consecuencia de la "poca oferta internacional" por parte de Estados Unidos, con avances de Ucrania y Rusia en las ventas a Egipto, principal importador mundial de trigo.

Asimismo, se espera que la robusta demanda de trigo por parte de países asiáticos aminore las presiones bajistas por la mejora de la cosecha en Australia.

Por último, el maíz creció 1,02% (US$ 1,67) y cerró a US$ 164,95 la tonelada, producto de una mayor demanda del grano por parte de la industria del etanol en Estados Unidos y nuevas compras por parte de Corea del Sur.

(Télam)