Los granos volvieron a cerrar con pérdidas en el mercado de Chicago, presionados por la posibilidad de que avancen la negociaciones que permita movilizar mercadería ucraniana, en especial trigo y maíz.

El contrato de julio de la oleaginosa cayó 1,82% (US$ 11,57) hasta los US$ 623,82 la tonelada, a la vez que el de agosto lo hizo por 1,5% (US$ 9,19) para concluir la jornada a US$ 600,30 la tonelada.

Los fundamentos de la baja radicaron en la toma de ganancias por parte de los fondos especulativos tras las subas de ayer y por exportaciones semanales de Estados Unidos por debajo de las expectativas del mercado.

Según reportó hoy el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) se despacharon 111.000 toneladas, por debajo de las 276.800 de la semana pasada.

La harina acompañó la tendencia con un retroceso del 1,68% (US$ 7,72) hasta los US$ 449,62 la tonelada, mientras que el aceite, en su contrato de más próximo vencimiento ganó 0,5 % (US$ 9,04) para cerrar a US$ 1.804,45 la tonelada, aunque las posiciones más alejadas concluyeron la sesión con pérdidas.

Por su parte, el trigo volvió a posicionarse durante la jornada en terreno negativo, con una caída del 1,72% (US$ 6,71) a US$ 382,13 la tonelada, ante la posibilidad de que Rusia "permita las exportaciones de granos desde puertos ucranianos", marcó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En este sentido, Turquía anunció que planea abordar el tema y oficiar de mediador cuando el Ministro de Relaciones Exteriores ruso visite ese país la semana próxima.

Días atrás, el ministro de Defensa de Rusia había anunciado que los buques de granos podrían circular por corredores humanitarios y que este "está preparado para garantizar su seguridad".

Por último, el maíz perdió 0,44% (US$ 1,28) y se ubicó en US$ 286,21 la tonelada, como consecuencia de la posibilidad de que se reanuden los embarques desde los puertos ucranianos aunque, en caso de que las negociaciones no avancen, "es probable que se registre una nueva suba en las cotizaciones, comentaron los operadores", sostuvo la BCR.

(Télam)