La Subsecretaría de Energía, Minería e Hidrocarburos de Neuquén informó hoy que se observa una recuperación de la actividad minera en cuanto a volumen producido, puestos laborales y mejoras en eficiencia productiva.

De acuerdo con un comunicado oficial, "la producción de minerales en la provincia del Neuquén aumentó en 2021 un 17,7% en comparación con 2020, tras producir un total de 3.035.982 toneladas, alcanzando valores por $2.278.822.760 aproximadamente, que significaron un 50% más que el año anterior.

Las rocas y minerales de la tercera categoría dominaron la producción minera: en total se produjeron 2.287.091 toneladas y, dentro de este grupo, los áridos tienen la mayor participación.

En segundo lugar se ubicaron los minerales industriales -arcilla, toba, caliza- tras producir 745.260 toneladas y, por último, los minerales de primera categoría alcanzaron 3.631 toneladas de la mano de las asfaltitas y de las geodas de cuarzo.

El director provincial de Minería, Carlos Portilla, destacó que "la actividad se está recuperando hacia los valores productivos prepandémicos", y explicó que "el incremento del valor de esa producción está vinculado al aumento de los valores nominales de cada uno de los productos, teniendo una incidencia especial la extracción, preparación y embalaje del cuarzo en calidad de gema, lo que normalmente se conoce como geodas".

Sobre este punto, resaltó que "no se registra actividad sobre este material en años pre pandémicos, y hoy se está empezando a desarrollar bajo todos los estándares ambientales que corresponden".

Portilla indicó que "en 2020 no hubo exportación de rocas industriales a granel, sino que se exportaron íntegramente productos minerales con valor agregado, lo cual también es un dato positivo que nos indica que la extracción de estas rocas industriales como caliza, yeso, dolomitas, entre otras, fueron elaboradas a un grado de molienda lo suficiente importante como para agregarle un valor que permita la comercialización en bolsas y en big bags, lo cual es otro dato positivo".

En cuanto a yacimientos activos, en 2021, Neuquén registró un total de cien yacimientos, un 18,7% menos que el año anterior.

El funcionario señaló que, a pesar de la disminución, "la producción fue mayor y los puestos laborales registraron un leve aumento, con lo cual, en términos de eficiencia de actividad, es destacable".

La actividad minera generó 1.469 puestos de trabajo, mientras que los puestos laborales indirectos se calculan en 2.057, por lo tanto, la totalidad de puestos de trabajo dependientes de la actividad minera provincial en 2021 fue de 3.526.

El 75% de los yacimientos extrajo áridos muy utilizados por la industria hidrocarburífera y vial al momento de construir locaciones, bases, realizar mantenimiento de caminos, etc.

El 14,3% produjo calizas, que es un mineral empleado por la industria de la construcción, elaboración de cales, productos químicos, vidrio, entre otras.

Alrededor del 5% de los yacimientos pertenece a la producción de arcillas, que también cumple un rol importante en procesos industriales en la elaboración de papel, revestimientos cerámicos y cerámicas en general.

Según informó el Gobierno provincial, como medida que busca aumentar la eficiencia productiva y reducir el impacto ambiental, la actividad minera neuquina durante 2021 logró disminuir considerablemente el consumo de energía eléctrica (-33,5%); Diésel (-19%) y GNC (-5,7%).

(Télam)