Más de 820 productores y productoras de Neuquén fueron beneficiados este año con el pago del Incentivo Ganadero, por el que el Gobierno provincial destinó más de 50 millones de pesos.

“El Incentivo Ganadero, resultado de un trabajo articulado entre el Gobierno provincial y la Legislatura de Neuquén, es una política pública integral que a través de las mejoras productivas permite aumentar los ingresos de cada familia y eso redunda en una mejor calidad de vida y una dinamización de las economías locales de nuestra provincia”, expresó esta mañana el vicegobernador Marcos Koopmann en una conferencia de prensa.

Asimismo, señaló que dicho beneficio “además de su objetivo específico, contribuye a alcanzar uno de los principales desafíos, que es ampliar nuestra matriz productiva”.

El vicegobernador destacó que el proyecto de ley de Presupuesto para 2023 establece 75 millones de pesos para el Incentivo Ganadero, 50% más que lo que se destinó para el año en curso, y anticipó que se estudia la manera de que haya una actualización automática de acuerdo al incremento que registre el índice inflacionario.

“Vamos a continuar trabajando por el crecimiento de la ganadería, apostando a construir una cadena de valor que amplíe sus actividades y que además contribuya a fortalecer un desarrollo territorial equilibrado, respetando nuestros recursos, nuestra identidad y las características socio económicas y culturales propias de cada sector de la provincia”, aseguró Koopmann.

En la última convocatoria se presentaron 822 productores y productoras, de los cuales 341 eran de la zona centro, 22 de Confluencia, 274 de la zona Norte de la provincia y 185 de la zona Sur.

El Gobierno provincial destinó en cumplimiento de la ley de Incentivo a la producción ganadera 52.337.876 pesos.

La distribución se realizó en reconocimiento a la producción de fibras sin diferenciación como lana (76.697 kilogramos) y Mohair (59.006 kilogramos) un 4,42%; a las fibras bajo protocolos de calidad como Prolana (157.339,9 kilogramos), Programa Mohair (13.147,73 kilogramos) y Cashmere peinado (18,59 kilogramos) un 50,96%; a los cueros ovinos y caprinos (6.971 unidades) un 0,49%.

También se reconoció 26,81% a la calidad de carnes (3.187 corderos, 15.929 chivitos y 308 teneros), 15,75% al descarte de animales de refugo (270 ovejas, 2.202 chivas y 136 vacas), 1,49% a la producción lechera (268 vacas en ordeñe) y 0,5% a la producción porcina (14 lechones y 7 capones).

El Programa de Incentivo Ganadero fue creado mediante la ley provincial 3235, del año 2020 y reglamentado durante 2021 destinado “a promover la permanencia de la población rural en sus lugares de origen”.

Los objetivos planteados comprenden la mejora de la productividad y de la calidad de la producción, mejoramiento de los procesos de esquila, su clasificación y acondicionamiento, acciones de comercialización e industrialización de la producción, fomento de la asociatividad y cuidado del medio ambiente. (Télam)