El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, junto al gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, firmaron hoy dos convenios marco de adhesión para avanzar con políticas habitacionales en la provincia.

Asimismo, se realizó la entrega del acta de No Objeción Financiera para la concreción de 460 viviendas en esa provincia, informaron desde la cartera de Desarrollo Territorial.

En este marco, el gobierno de Catamarca adhirió al Programa Nacional de Suelo Urbano (Pnasu), mediante el cual el ministerio se compromete a aportar recursos técnicos y materiales para la implementación del mismo.

A su vez, la provincia se comprometió a propiciar y dictar las normas necesarias para la plena implementación del Pnasu, como así también difundirlo a través de los gobiernos municipales e instarlos a su implementación, informaron.

También se rubricó la firma para que Catamarca ejecute el Programa de Mejora Integral de Asentamientos Fronterizos, con el objetivo de mejorar de modo sustentable el hábitat de los hogares de familias residentes en localidades vulnerables.

En el acto que contó con la presencia del secretario de Hábitat, Santiago Maggiotti, el ministerio entregó a la provincia la No Objeción Financiera (NOF) correspondiente a 460 viviendas ubicadas en Valle Chico, por un monto superior a los 2.038 millones de pesos.

Sobre estas iniciativas, Ferraresi destacó que el ministerio sigue avanzando con distintos acuerdos entre el Gobierno Nacional y las provincias, “con el objetivo de brindar muchas más soluciones a familias de todo el país, a la vez que incentivamos al sector de la construcción con creación de empleo, que sirve también para reactivar la economía y seguir siendo el motor en la reconstrucción de la Argentina”. (Télam)