Autoridades de la Nación, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y la provincia de Buenos Aires acordaron hoy el inicio del proceso por el cual se asegurará la regulación y el control del servicio de distribución eléctrica en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

El tema fue analizado por secretario de Energía, Darío Martínez, junto con el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo; el ministro de Desarrollo Económico y Producción de CABA, José Luis Giusti; y el subsecretario de Energía bonaerense, Gastón Ghioni.

El Estado Nacional tiene el poder concedente sobre las empresas distribuidoras y comercializadoras, que en 2019 se había intentado delegar en la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires.

“Iniciamos el proceso de recuperación del poder concedente por parte de Nación, en un proceso de coordinación, diálogo y confluencia federal para asegurar el control y la regulación del servicio público de distribución eléctrica en el AMBA”, destacó Martínez, según consignó un comunicado de su cartera.

A su vez, Basualdo señaló que “el Gobierno anterior había desistido de ejercer el poder de control, lo que en la práctica se transformó en una complicación para el servicio”.

Según el subsecretario, “para resolver las serias demandas existentes en el Área Metropolitana es necesario normalizar la situación regulatoria”.

El AMBA concentra el 40% del consumo residencial y el 32% del consumo comercial de todo el país; alberga además a casi 72.500 industrias y grandes usuarios comerciales, por lo que “garantizar el suministro eléctrico confiable y de calidad en esta área es una necesidad imperiosa para seguir profundizando la reconstrucción argentina”, concluyó el comunicado. (Télam)