La Municipalidad de Santa Rosa anunció hoy nuevas medidas orientadas a acompañar la reactivación del comercio en capital pampeana, entre las que se destacan una moratoria para el pago de deudas y bonificaciones con distintas tasas de interés para regular la situación de emprendimientos que resultaron afectados en su funcionamiento por la pandemia de coronavirus.

La secretaria de Desarrollo Económico, Carmina Besga, en conferencia de prensa, destacó el trabajo conjunto llevado adelante durante la pandemia con las entidades que nuclean a los comerciantes y las empresas de los rubros hotelería y gastronomía de Santa Rosa.

En ese contexto recordó una de las primeras medidas para el sector, que consistió en la bonificación del 50% de la tasa por inspección de Seguridad e Higiene para aquellos rubros que no habían podido trabajar, o no habían podido tener una apertura completa durante las primeras fases de la pandemia.

"Entendiendo que dicha medida tal vez quedó escasa ante la dura situación que atraviesa el sector en general y con el objetivo de alivianar las deudas que el mismo fue acumulando, se decidió enviar al Concejo Deliberante un proyecto para establecer una moratoria con distintas opciones y beneficios, para el pago de mencionadas deudas", anunció la funcionaria.

En referencia a la moratoria, la directora de Rentas, Pamela Braun, dijo que se trata de un régimen especial de regularización de deudas exclusivo para el sector comercial de Santa Rosa, que ofrece distintas opciones de pago y de descuento sobre los intereses resarcitorios, que estará vigente desde que se apruebe el proyecto en el Concejo hasta el 31 de diciembre de 2021.

Dicho régimen especial abarcará tasas como: la de inspección de seguridad e higiene, la de derechos de publicidad y propaganda dentro del local comercial o en su frente; sumado al Uso del Espacio en la Vía Pública por mesas y sillas, la tasa de inspección sanitaria, los derechos de la terminal de ómnibus, y los cánones establecidos por ocupación de la vía pública y venta ambulante de los vehículos gastronómicos.

Click to enlarge
A fallback.

En cuanto a los beneficios que percibirán quienes se adhieran a dicha moratoria, señaló que están: el 100 % de descuento sobre los intereses resarcitorios para quienes paguen al contado y respecto a las opciones de pago en cuotas, habrá para el pago hasta en 3 cuotas un descuento del 80 % sobre los intereses resarcitorios junto con 0 % de interés por financiación.

Para quienes opten por cancelar en hasta en 12 cuotas tendrán un 30 % de descuento en los intereses resarcitorios y el 1,5 mensual de interés por financiación y finalmente para quienes opten por la cancelación de su deuda en hasta 36 cuotas, tendrán un 15% de descuento sobre intereses resarcitorios, y una tasa de interés del 1,75 mensual por financiación.

Paralelamente, como otra medida para favorecer la reactivación del sector comercial de la ciudad, Braun anunció la bonificación del 100% de la tasa que se abona por única vez al momento de solicitar la habilitación de un local comercial o de servicios, para todos los que inicien su actividad comercial hasta el 31 de diciembre del presente año.

Por último, también se anunció un régimen de presentación espontánea que abarca todas las tasas y obligaciones tributarias, incluidas las tasas por servicios municipales y sanitarios, tendrá un 50% de descuento sobre los intereses resarcitorios, siempre y cuando se abone la totalidad de la deuda.

Besga resaltó que “este tipo de medidas tienen como fin tratar de aliviar la situación de deuda que acumularon los comerciantes que se vieron muy afectados por la pandemia, y desde el municipio el esfuerzo que se está haciendo también es alto. No obstante -agregó- entendemos que éste es el camino y que juntos el estado municipal y el sector privado debemos traccionar sobre todo para sostener los puestos de trabajo que son fundamentales”.

Por su parte, el secretario de Hacienda, Pablo Echeveste remarcó que solo con la bonificación hasta fines de año de la tasa por habilitación comercial, el municipio dejaría de percibir en promedio entre 400.000 y 500.000 pesos por mes, lo cual marca el esfuerzo que está haciendo el municipio para acompañar la recuperación del nivel de actividad económica de los comercios, que si bien no es el óptimo o el que había antes de la pandemia, si se está notando un lento crecimiento. (Télam)