El secretario de Política Económica, Fernando Morra, reclamó hoy "una mejor distribución de la liquidez en el mundo porque la inflación se ha acelerado", al tiempo que estimó que el aumento de la tasa de interés va a ser difícil de trabajar, porque hay "un shock de oferta y afectará principalmente la actividad económica, no solo en Latinoamérica, sino en todo el mundo".

Morra participó en Washington de la ronda de discusiones sobre el impacto de la alta inflación internacional, en un foro convocado por el director del Fondo Monetario Internacional para el Hemisferio Occidental, Ilan Goldfajn, en el marco de las Asamblea de la Primavera del FMI y el BM, según consigna un comunicado del Palacio de Hacienda.

Morra reemplazó en la convocatoria al ministro de Economía, Martín Guzmán, quien se encuentra en viaje de regreso al país luego de su participación en la asamblea del organismo monetario.

El funcionario sostuvo que "la pregunta más interesante es si la liquidez es demasiado alta o si está afectando la inflación, es decir, si la liquidez es la razón por la que vemos inflación hoy o, la pregunta más interesante, es cómo la distribuimos en todo el mundo. Necesitamos tener una mejor distribución de liquidez, y esa liquidez puede ayudar a países como los nuestros a tener una mejor inclusión, más crecimiento para todo el mundo, más seguridad alimentaria, y más seguridad energética para partes del mundo".

Morra indicó que "por supuesto, la inflación internacional es un problema y se ha acelerado. Creo que el aumento de la tasa de interés va a ser difícil de trabajar, porque tenemos un shock de oferta y afectará principalmente la actividad económica, no solo en Latinoamérica, sino en todo el mundo".

Más adelante, el número dos de la cartera económica, destacó que "no es necesariamente una discusión sobre tasas de interés. La mayoría de los países del mundo han aumentado la deuda, y tenemos un alto endeudamiento en la mayoría de los países del mundo, lo que afectará el crecimiento. Tenemos que pensar qué vamos a hacer para tener más crecimiento. Debemos pensar en la distribución de liquidez en todo el mundo".

Morra remarcó que "en cuanto a la desigualdad global en un contexto de precios más altos de los alimentos, genera lógicas tensiones sociales, y estamos a las puertas de una crisis de distribución global. Necesitamos tomar acciones decididas para reorientar y usar el espacio fiscal que tenemos para proteger a los más vulnerables".

El funcionario se refirió luego a las decisiones que tomó el gobierno argentino para hacer frente a la crisis y dijo que "la Argentina ha estado trabajando activamente en el proceso de restaurar las condiciones de estabilidad macro, incluso en el contexto del enorme shock de Covid-19. Hemos tenido una recuperación económica notable en el país. El año pasado crecimos un 10,3%. Estamos por encima de los niveles previos a la pandemia en cuanto a actividad y en el sector industrial estamos, incluso, por encima de eso".

"Tenemos una reducción del desempleo, reducción de la pobreza, pero, como en otros países, la inflación ha sido más alta este año y, desde algún punto de vista, hay una diferencia entre Argentina y el resto de los países de América Latina", expresó el funcionario.

En referencia a la guerra en el este europeo y sus consecuencias económicas, Morra enfatizó que "además de las terribles consecuencias humanitarias, la guerra en Ucrania implica nuevos desafíos para nuestras economías. El primer impacto es en el sector externo, depende principalmente de lo que importa y lo que exporta el país. Algunos países son exportadores netos de productos agrícolas, pero otros, como Argentina, importan algunas partes de la energía, o son importadores netos de energía".

Finalmente, hizo un llamado a actuar ante la crisis desde un punto de vista continental y dijo que "pensar cómo Latinoamérica va a ser parte del resto del mundo, es una cuestión estratégica.

Creemos que Latinoamérica puede garantizar seguridad alimentaria y energética a otras regiones del mundo". (Télam)