El Gobierno nacional modificó la normativa para la administración de la captura del langostino vivo con miras a proteger el recurso, de acuerdo a la resolución 9 del Consejo Federal Pesquero, publicada hoy en el Boletín Oficial.

Las modificaciones incluyen el registro de incumplidores, el sorteo electrónico de las prospecciones y la ampliación a 40 días de las sanciones para quienes incumplan los cupos de captura.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura de la Nación, Carlos Liberman, expuso las nuevas normas en la sesión del Consejo Federal Pesquero, en la ciudad bonaerense de Mar del Plata, la semana pasada, dónde la mayoría de los consejeros aprobó la normativa.

"Generamos un régimen de infracciones y sanciones mucho más ecuánime que prevé sanciones más gravosas para los infractores más graves", dijo Liberman a Télam al término del encuentro.

El funcionario precisó que el régimen vigente hasta hoy "establecía respuestas unánimes o unívocas por parte de la administración sobre situaciones muy distintas ya que daba lo mismo si un buque se excedía de las horas de navegación un 10%, 20, 30 ó hasta un 50% y todo redundaba en 30 días de suspensión".

Ahora se establecieron "sanciones de hasta 40 días de suspensión y, al mismo tiempo, las suspensiones se aplicarán acorde a la gravedad de cada caso".

"Nos parece un régimen mucho más ecuánime y mucho más razonable que el que estaba vigente. Estamos abocados a administrar con el fin de proteger el recurso vivo marino para su aprovechamiento racional, protegiendo los intereses nacionales relacionados con la actividad y, a su vez, con la sustentabilidad en el largo plazo", sostuvo.

Entre las nuevas modificaciones que se acordó en esta nueva sesión del Consejo Federal Pesquero, se estableció el procedimiento del sorteo electrónico para las prospecciones así como también "incorporar al registro de incumplidores a quienes abandonen la prospección". (Télam)