La Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca modificó la conformación institucional de la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología Agropecuaria (Conabia) frente a los avances en el área desde que se dispuso su creación en el año 1991.

Lo hizo a través de la Resolución 129/2022 publicada hoy en el Boletín Oficial.

La Comisión sirve como instancia de evaluación y consulta a la hora de regular las actividades relacionadas con Organismos Genéticamente Modificados (OGM) de uso agropecuario, normativa en la que el país fue el primero en introducirla en Sudamérica.

En ese marco, presenta dictámenes que luego son puestos a consideración por la Secretaría de Agricultura.

Además de ello, presta asesoramiento, asistencia técnica y colabora con otros países en relación con los enfoques y marcos regulatorios para la biotecnología.

El organismo fue reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 2014 como “Centro de Referencia para la Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados”, certificación que fue renovada en 2019.

Para realizar su tarea, la Conabia está constituida por expertos de instituciones involucradas en la biotecnología agropecuaria, de manera interdisciplinar y cubriendo todos los aspectos a evaluar estipulados en las regulaciones.

La resolución de hoy señala, entre sus considerandos, que “los avances científicos en biotecnología agropecuaria” hacen necesaria la participación de entidades que permitan “incrementar el conocimiento y las líneas de trabajo con organismos genéticamente modificados de uso agropecuario”.

Los avances registrados y el “crecimiento en las investigaciones sobre animales y microorganismos genéticamente modificados y derivados de la aplicación de técnicas de la biotecnología moderna” motivaron, por ende, a modificar e integrar nuevas instituciones a la Conabia.

Por tanto, se sumarán al organismos en calidad de observadores con derecho a voz a Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Cámara Argentina de Semilleros Multiplicadores (Casem), Agricultores Federados Argentinos (AFA), la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y Ubatec.

En el caso de CRA, la Bolsa de Cereales y ACA, las entidades antes participaban como instituciones miembro de la entidad, por lo que la resolución de hoy implica un menor estatus en el organismo.

En ese sentido, como instituciones miembro, se incorpora la Federación Argentina de Ingenieros Agrónomos (Fadia), la Asociación Argentina de Ciencia y Tecnología de Animales de Laboratorio (Aacytal) y la Red de Laboratorios de Biotecnología (Redbio), esta última con tres representantes especializados en microorganismos, vegetales y animales, respectivamente.

Estos organismos se suman a entes como el Instituto Nacional de Semillas (Inase), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), el Ministerio de Ambiente, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), la Sociedad Argentina de Tecnologías Embrionarias (Sate) y la Universidad de Buenos Aires (UBA), entre otros. (Télam)