El Gobierno argentino tendrá que enfrentar esta semana vencimientos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) correspondientes al Acuerdo de Facilidades Extendidas firmado en marzo de este año, por un total de US$2.622 millones, de los cuales US$895 millones operan el miércoles, y US$1.727 millones al día siguiente.

Así, el Banco Central destinará los dólares necesarios para cumplir con el compromiso ante el organismo que conduce Kristalina Georgieva antes de que este le remita los US$3.900 millones de la segunda revisión, debido a que el Directorio va a analizar el informe de los técnicos dentro de unas semanas.

Pago al FMI

Al respecto, el FMI informó que logró un acuerdo sobre el cumplimiento de las metas del segundo trimestre del año con la Argentina, que habilita al desembolso de 3.000 millones en Derechos Especiales de Giro (DEG), la moneda del organismo internacional. No obstante, el Banco Central ya cuenta en su poder este mes con algo mas de US$3.000 millones de reservas netas, que logró acumular gracias al denominado "dólar soja".

De acuerdo con estimaciones de la administradora Adcap Grupo Financiero, en los primeros 16 días del mes la entidad monetaria logró reunir US$2.154 millones, debido al esquema de tipo de cambio diferencial para el campo. Con ello, las denominadas Reservas Brutas del Banco Central subieron hasta los US$37.915 millones. Estimaciones privadas indicaron que sobre el total de dólares que van liquidando las exportadoras cerealeras, el BCRA logra quedarse con un saldo comprador por el 60%, por lo cual, sobre el total de US$5.000 millones acordados con el ministro de Economía, Sergio Massa, quedarían en limpio unos US$3.000 millones.

Massa se reunió Kristina Georgieva

En tanto, de acuerdo con datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), la Argentina tiene para atender vencimientos en moneda extranjera en septiembre por un total de US$4.082 millones. El pasado 2 de septiembre venció una letra intra sector público, automáticamente renovada, por US$1.115 millones; el 30, bonos en euros y dólares por US$11 millones y, a lo largo del mes en diferentes fechas, con organismos multilaterales por US$334 millones.

La semana pasada, Massa, en su viaje por los Estados Unidos, comenzó a despejar el horizonte con el FMI durante la gira que llevó a cabo donde mostró el compromiso del Gobierno en cumplir a rajatabla los objetivos del entendimiento, en materia fiscal, de emisión monetaria y financiamiento en el mercado local del déficit primario.

Alberto Fernández partió rumbo a Estados Unidos para participar de la Cumbre de las Américas

Al finalizar octubre, Massa y Pesce van a tener que mostrarle al organismo de crédito que lograron reunir reservas netas por US$6.725 millones, lo que habilita a pensar entre operadores de mercado que el esquema de dólar soja, que vence el 30 de septiembre, se prorrogue al mes siguiente, a lo que se agregarían medidas nuevas, como dólar para el turismo y la posible ampliación de tipo de cambio especial para otros sectores. CL/KDV NA