Las empresas de economía del conocimiento que aumenten sus exportaciones podrán mejorar su acceso al mercado de cambio, siempre que esas divisas sean destinadas "exclusivamente a hasta el 20% de los salarios pagados".

Además, los trabajadores y trabajadoras independientes del sector podrán percibir del exterior la suma mensual total de hasta USD 1.000 de libre disponibilidad sin necesidad de liquidarlos en el mercado único y libre de cambios.

Así lo anunciaron este mediodía los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, frente a representantes de empresas del sector.

Se trata del acceso del ingreso al mercado de cambios para las empresas de economía del conocimiento que aumente sus exportaciones.

"El sector podrá acceder al mercado cambiario por el 50% del incremental de las exportaciones, siempre que este sea destinado exclusivamente a hasta 20% de los salarios pagados", precisaron fuentes gubernamentales.

Por su parte, Guzmán aseguró que “esta medida contribuye a seguir apuntalando al sector” y “dando pasos importantes para poder lograr que la economía se asiente en una senda de mayor dinamismo productivo”.

En la misma dirección, sostuvo que “la economía viene transitando una recuperación que es clara en los números, acompañada con generación de empleo” y que “las exportaciones argentinas vienen creciendo en término de volumen y precios”.

“Es auspiciosa la tendencia que estamos teniendo en las exportaciones”, añadió Guzmán.

La medida, esperada por las empresas del sector, especialmente por los exportadores de servicios profesionales, apunta a " incrementar las exportaciones, retener los talentos de Argentina, potenciar el desarrollo de nuevos proyectos y favorecer la acumulación de reservas".

Por su parte, Kulfas sostuvo que estas medidas “son importantes para darle más dinamismo a las exportaciones del sector de Economía del Conocimiento, que es muy dinámico”.

“Tenemos un plan de crecimiento que permite expandir el empleo en este sector que ya está generando más de 1.000 empleos formales todos los meses, y que es clave también para retener talentos en un contexto global donde hay muchísima competencia por los recursos humanos calificados. Argentina tiene ese potencial y lo tiene que poder desarrollar en toda su dimensión”, indicó el ministro.

En tanto, Pesce destacó que es preciso “avanzar con las empresas que exportan servicios muy valiosos porque generan empleo y aprovechan un recurso importante como el capital humano”.

Asimismo, precisó que las exportaciones “están creciendo fuerte, alrededor de 25% en el primer cuatrimestre”, y manifestó que “esto nos pone en una perspectiva auspiciosa”.

Al respecto, la vicepresidenta de la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI) y CEO de G&L Group, María Laura Palacios, destacó el trabajo realizado entre el sector público y el sector privado.

También el director ejecutivo de Argencon, Luis Galeazzi, afirmó que “la economía del conocimiento existe porque hay un talento”, y sostuvo que “si no hay retención de talento, no hay crecimiento de divisas”.

El sector de la economía del conocimiento está conformado por cuatro cadenas productivas: servicios empresariales, industrias culturales, investigación y desarrollo, y software y servicios informáticos.

En los últimos años constituye uno de los sectores más dinámico, novedoso y competitivo siendo el sector exportador más importante luego del de oleaginoso-cerealero.

En el 2021 las exportaciones del sector fueron de U$S 6.500 millones.

En conjunto tiene un peso del 5,4% en el Producto Interior Bruto y del 7,1% del total de exportaciones de bienes y servicios.

El sector de la economía basado en el conocimiento tiene desde 2020 un régimen de promoción, y sólo la rama de software registró un incremento promedio anual del 7,18% en empleos, en el período 2016/2021.

Desde 2022 se eliminaron las retenciones al sector, dando por terminada las distorsiones provocadas desde el 2018 donde se estableció un derecho de exportación de $ 4 por cada dólar (en ese momento equivalente a una alícuota de 12%) sobre todos los servicios locales comercializados en el exterior. (Télam)