Los precios de los granos cerraron en su mayoría con números negativos en el mercado de Chicago, a la espera de la publicación del informe sobre oferta y demanda mundial de granos que realizará mañana el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y los problemas logísticos de dicho país por el bajo caudal del río Mississippi, que determina que los compradores chinos apunten a otros mercados.

El contrato de soja disponible subió 0,27% (US$ 1,47) hasta los US$ 530,58 la tonelada, mientras que el contrato de enero bajó 0,25% (US$ 1,38) en US$ 531,50 la tonelada.

Los fundamentos de este cierre dispar se debieron a la próxima cancelación del contrato de referencia.

Mientras que en posiciones más alejadas la expectativa esta centrada en lo que puede señalar el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), ante la posibilidad de que eleve su previsión sobre las existencias finales.

Asimismo, la falta de lluvias importantes sobre las principales cuencas hídricas del río Mississippi profundiza la baja en el caudal del río, por el cual se transporta el grueso de la cosecha hacia los puertos del Golfo de México, explicó al corredora Granar.

Sumó presión la caída del 1,7% (US$ 28,66) en el aceite hasta los US$ 1.654,10 la tonelada, mientras que harina cerró con una suba del 0,07% (US$ 0,33) para posicionarse en US$ 462,19 la tonelada.

Por su parte, el maíz retrocedió 1,22% (US$ 3,25) y se ubicó en US$ 262,78 la tonelada, por las mismas razones que la soja vio caer sus cotizaciones: complicaciones logísticas por el Mississippi y y la probabilidad de que el USDA eleve las existencias finales.

Por último, el trigo perdió 2,12% (US$ 6,61) y se posicionó en US$ 304,15 la tonelada, debido al avance en la renovación de un acuerdo que mantenga un corredor seguro para los granos ucranianos sobre el Mar Negro y por las altas exportaciones rusas, calculadas en 43,7 millones de toneladas. (Télam)