El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció hoy la puesta en marcha del Programa de Fortalecimiento Productivo Argentino, a través del cual se compensará a productores porcinos, aviares y de huevos por la suba adicional en el precio de la soja, derivados y alimentos a base de la oleaginosa, en lo que es uno de los esfuerzos por reducir la inflación.

“Venimos a anunciar una política que es nacional para los productores avícolas, de pollo y huevo”, anunció Massa durante la presentación del Programa desde la localidad entrerriana de General Racedo, donde también estuvo presente el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo, el de Industria y Desarrollo Productivo, José de Mendiguren y el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet.

Allí, el ministrio aseguró que “la inflación es la fiebre de una economía enferma” y para enfrentarla “se requiere orden fiscal, disciplina, ponerse objetivos y no cambiarlos ante una adversidad”.

El titular del Palacio de Hacienda consideró que el 5,1% de inflación de diciembre “es un camino a la baja pero no alcanza” y recordó que su gestión comenzó en agosto, cuando el índice de precios de julio monstruo una suba del 7,4%.

Durante su discurso, Massa sostuvo que “la decisión es que en el complejo porcino y avícola, junto con el trabajo de inversión que anunció Bahillo para cada una de las cooperativas de la provincia, con la de parque industriales y pymes y junto a la de infraestructura eléctrica, es seguir cuidando precios con el pollo, cerdos y huevos y equilibrar lo que ha veces sucede cuando los precios relativos están desordenados y ahí aparece el estado como puente para tratar de construir un equilibrio y fortalecer”.

Con una inversión de $ 3.500 millones por parte del Gobierno nacional, los productores beneficiarios del programa serán ayudados con una compensación de $30.000 por tonelada de alimento a base de soja para los animales comprada entre el 28 de noviembre y el 30 de diciembre del año pasado, cuando se implementó un tipo de cambio diferencial para el complejo sojero que llevó el precio del poroto a valer entre $90.000 y $100.000 la tonelada.

Así, las y los productores porcinos de menos de 1.000 madres, recibirán una compensación de $30.000 por tonelada de soja, o sus equivalencias en subproductos o alimento balanceado, compradas entre el 28 de noviembre y el 30 de diciembre del 2022.

Dicha compensación será calculada teniendo en cuenta el promedio mensual de carne porcina producida entre los meses de octubre 2021 y septiembre 2022 de cada productor, y se compensarán las toneladas necesarias para producir ese volumen de carne promedio resultante de su past performance en un único pago.

El componente destinado a las y los productores porcinos establece un monto máximo a percibir por productor de $5.000.000, alcanzando al 98% de las y los productores, con una inversión del Gobierno nacional de $1.000 millones.

El mismo procedimiento para poder determinar las ayudas a los productores porcinas, se utilizará para los aviares y de huevos, aunque en el primer caso se tomará el promedio mensual de pollos enviados a faena y en el segundo caso el promedio mensual de huevos comercializados.

En estos dos casos, las compensaciones alcanzan al 100% de los productores para lo cual el gobierno destinará $2.000 millones para los dedicados a la producción de carne aviar y $ 500 millones para los de huevo.

Por último, Massa adelantó que la próxima semana se anunciará una ayuda para el sector ganadero en el marco de la fuerte sequía que afecta al país.

“Quiero en el marco del programa que estamos poniendo en marcha darle un mensaje a los productores que esperan una respuesta nuestra en la ganadería. La semana que viene vamos a estar en el norte de Santa Fe extendiéndose la mano desde la Secretaría de Agricultura para que aquellos productores que frente a la sequía se quedaron sin alimento tengan la asistencia de un estado presente, porque se terminó la idea de que la Argentina es o el campo o la industria. Es el campo y la industria y este es el mejor ejemplo”, concluyó.


(Télam)