El ministro de Economía, Sergio Massa, afirmó hoy que uno de sus principales objetivos es llegar a abril próximo con una inflación del orden del 3%.

En diálogo con Futurock, Massa dijo que cuando asumió la conducción del Palacio de Hacienda "el objetivo fue bajar cada 60 o 65 días un punto la inflación" y que "el objetivo es llegar al mes de abril con una inflación que tenga al 3 por delante".

En lo que respecta a la posibilidad de otorgar un bono de suma fija para los trabajadores, el ministro señaló hoy que en el Gobierno nacional "estamos viendo cuál es el mejor mecanismo para la recuperación de los ingresos".

"Estamos viendo cómo evoluciona este mes la caída de la inflación" y "buscamos que la mejora de los salarios también venga de una caída de la inflación, más allá de la recuperación que pueda surgir de las paritarias", acotó el funcionario.

En lo que respecta a las reservas y el nuevo acuerdo oficializado con China, Massa dijo que lo que se acordó es que 5.000 millones de dólares de los 18.000 millones que existen por el swap con la nación asiática pasen a ser de “de libre disponibilidad”.

“La aplicación de la libre disponibilidad de esa parte del swap nos permite tener el doble de capacidad de reservas que ya teníamos. Estas son reservas disponibles que vienen a duplicar la capacidad de operación en el mercado único libre de cambios del Banco Central”, subrayó el titular del Palacio de Hacienda.

Sobre las conversaciones con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, mantenidas la semana pasada en Indonesia, en el marco de la cumbre del G20, Massa sostuvo que su intención “es que de alguna manera el FMI asuma la responsabilidad que le toca como prestamista de última instancia para el desarrollo de los países”.

Al ser consultado sobre la posibilidad de instrumentar una política de shock, Massa dijo que “más importante que hacer shocks es recorrer un camino que consolide los objetivos que uno se propone: tener orden fiscal tiene que ser no un shock de un mes sino una conducta”.

En otro tramo del reportaje, Massa afirmó que “aspiramos a que la mejora del ingreso no solo se produzca por mejores paritarias o bonos, sino también por una reducción en la inflación”.

“La mayor deuda que tenemos como gobierno es alrededor de la recuperación del ingreso y el poder de compra de nuestros trabajadores”, remarcó.

Al ser consultado sobre las declaraciones formuladas en los últimos días por el exministro Martín Guzmán, Massa aseguró que el exfuncionario "nunca planteó" cómo eran las condiciones del acuerdo con el FMI y que "no hubo un flujo de información que yo haya recibido que permitiera analizar o colaborar en el mejor acuerdo posible para la Argentina".

En ese sentido, respaldó la versión del exjefe de la bancada en Diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quienes manifestaron que Guzmán había actuado en forma inconsulta con el resto de integrantes del espacio a la hora de cerrar la renegociación de la deuda de US$ 44.000 millones que tomó la gestión de Mauricio Macri.

"El problema más profundo que generó la mayor discusión fue que el exministro nunca planteó, hasta el momento del anuncio, que había un programa que se dividía en dos: una primera parte de tres años con reembolsos y desembolsos, y una segunda parte de diez años", afirmó Massa en la entrevista con Futurock.

"No hubo un flujo de información que yo haya recibido y que permitiera analizar o colaborar en el mejor acuerdo posible para la Argentina. Hubo un manejo con discreción que terminó con que el ministro planteara de un día para el otro cómo iba a ser el acuerdo", aseguró.

(Télam)