El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, acordó con dirigentes sindicales incorporar en el dictamen de reforma del Impuesto a las Ganancias nuevos beneficios a los trabajadores vinculados a hijos por discapacidad, guarderías y al personal de salud.

El consenso se alcanzó un día antes de que el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Legislación del Trabajo delibere para emitir el dictamen del proyecto de reforma al Impuesto a las Ganancias, el que prevé eximir el pago del tributo a los sueldos de hasta 150 mil pesos brutos.

Fuentes cercanas al presidente del cuerpo legislativo señalaron que uno de los cambios que se incorporarán al despacho es que no pagará ganancias el reintegro de gastos de guardería para los hijos e hijas de hasta 3 años.

El articulo 111 establece que el dinero que se reciben por vales de combustibles, vivienda, viajes de recreo o descanso, pago de gastos de educación del grupo familiar u otros conceptos similares se encuentran alcanzados por el Impuesto a las Ganancias.

En el dictamen de reforma del Impuesto a las Ganancias se incorporarán nuevos beneficios a los trabajadores vinculados a hijos por discapacidad, guarderías y al personal de salud.

En el dictamen se excluye del pago del impuesto la provisión de ropa de trabajo, al equipamiento para uso exclusivo en el lugar de trabajo y al otorgamiento o pago de cursos de capacitación, y se incorpora con comprobantes los gastos de guardería hasta los tres años con un monto de hasta 67 mil pesos por año.

El equipo técnico también informó que se duplicará la deducción que se paga por hijo con discapacidad.

Actualmente, la deducción por hijo o hija es de $78.833 al año y a pedido expreso de los representantes sindicales se duplicará ese monto por cada hijo, hija, hijastro o hijastra discapacitado.

Además, se prorrogó hasta el 20 de septiembre la exención que venció en diciembre para que el personal de salud no pague el Impuesto a las Ganancias a las horas extras que realiza debido a la pandemia del coronavirus.

El Congreso Nacional sancionó en mayo del 2020 una ley por la cual se eximió del pago de ganancias al personal de salud que realice la quinta guardia o horas extras debido a la pandemia del coronavirus.

Esta medida tuvo vigencia desde el 1° de marzo de 2020 y hasta el 30 de septiembre de 2020 y luego el Poder Ejecutivo extendió la medida hasta el 31 de diciembre del mismo año.

En el dictamen se va a prorrogar el beneficio hasta el 30 de septiembre del 2021 "con efecto exclusivo para las remuneraciones devengadas en concepto de guardias obligatorias (activas o pasivas) y horas extras".

Esta medida se aplicará a los profesionales, técnicos, auxiliares (incluidos los de gastronomía, maestranza y limpieza) y personal operativo de los sistemas de salud pública y privada. (Télam)