El programa Reactivación Pyme entregó asistencia financiera por unos $ 100.000 millones a más de 11.300 empresas de la provincia de Buenos Aires lanzado en febrero del año pasado como parte de una batería de medidas desde el Estado bonaerense para estimular al sector productivo.

Las más de 11.300 pymes alcanzadas por el programa recibieron asistencia financiera a través de alguna de sus líneas, principalmente mediante el descuento de cheques y los préstamos para capital de trabajo.

El sector que más crédito demandó fue la agroindustria, que agrupó al 38% de las empresas asistidas; le siguieron el comercio con el 25%; la industria y los servicios, con 17% cada uno; y otras actividades, con el 3%.

“RePyme nació a partir de la decisión política del gobernador Axel Kicillof de recuperar el rol histórico de banca pública de desarrollo que siempre caracterizó al Banco Provincia”, explicó Juan Cuattromo, titular de la entidad.

El sector que más crédito demandó fue la agroindustria, que agrupó al 38% de las empresas asistidas; le siguieron el comercio con el 25%; la industria y los servicios, con 17% cada uno; y otras actividades, con el 3%.

Si bien la irrupción de la Covid-19 impuso nuevas prioridades "el financiamiento productivo continúa siendo una prioridad porque es fundamental para desarrollar una política de crédito contracíclica que permita sostener la actividad económica”, agregó.

De los $ 100.000 millones otorgados, $ 62.000 millones corresponden al descuento de cheques en la modalidad tradicional y en formato electrónico.

Por su parte, 15.600 préstamos para capital de trabajo totalizan $ 39 mil millones, monto que incluye 1.072 préstamos otorgados para el pago de salarios durante la emergencia sanitaria en 2020.

Como parte del relanzamiento del programa durante su segundo año de vigencia, en abril el directorio de Banco Provincia aprobó un recorte de tasas para la línea de capital de trabajo, cuyo tramo inicial pasó de 33 a 29,5%. Además, se reservó un cupo de la línea para ser otorgado a pymes que sean nuevas clientes.

Cuattromo enfatizó que “hay un compromiso muy grande con el sector productivo, con el sostenimiento de los puestos de trabajo y con buscar siempre las herramientas desde todos los espacios del sector público para que las pymes puedan crecer, sin que el crédito sea un ahogo sino la palanca para potenciar su producción”.

“Hay un compromiso muy grande con el sector productivo, con el sostenimiento de los puestos de trabajo y con buscar siempre las herramientas desde todos los espacios del sector público para que las pymes puedan crecer, sin que el crédito sea un ahogo sino la palanca para potenciar su producción”.

Entre los cambios que introdujo la pandemia, el más destacado fue el desarrollo integral de la operatoria de cheques electrónicos. Banco Provincia implementó su descuento con un esquema de tasas diferencial en agosto de 2020. Desde entonces más de 3.100 pymes descontaron 77 mil eCheqs por $ 33 mil millones.

La cifra representa más del 30% de todas las colocaciones de RePyme. Actualmente, el descuento de cheques electrónicos supera en cantidad y volumen a los cheques tradicionales.

Según explicaciones oficiales la red de 420 sucursales de Banco Provincia posibilitó que el financiamiento otorgado a través del Programa RePyme tenga un impacto positivo en los 135 partidos bonaerenses, aunque en el AMBA se concentró casi el 50% de las colocaciones.

Entre los diez distritos que más financiamiento recibieron hay cuatro del interior de la Provincia. General Pueyrredón, con Mar del Plata y su zona de influencia, es el partido que lidera el ranking con casi 15 mil operaciones de crédito por $ 6.000 millones.

El resto de los distritos que integran los diez primeros lugares fueron: Vicente López ($ 4.310 M); La Matanza ($ 3.040 M); La Plata (2.728); San Isidro ($ 2.523 M); General San Martín ($ 2.505 M); Bahía Blanca ($ 2.437 M); Tandil ($ 1.960); Avellaneda ($ 1.920); Tres de Febrero ($ 1.807 M).

(Télam)