Unos 500 manifestantes denunciaron hoy en Ginebra el papel del libre comercio en la crisis alimentaria mundial, en la víspera de la apertura en esta ciudad de la primera reunión ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) en más de cuatro años.

"Nuestra comida no es una mercancía" y "Especulación: inicio del hambre", decían las pancartas de la marcha, consignó la agencia de noticias AFP.

La seguridad alimentaria será uno de los principales temas de la reunión de los 164 países miembros de la OMC, que tratarán de definir medidas para reducir el riesgo de hambrunas, agravado por la invasión rusa de Ucrania.

"La OMC es hoy en día un lugar para hacer negocios, obtener partes de mercado y hacer subir los precios de la alimentación, volviéndola inaccesible para muchos", dijo a AFP el portavoz del gremio agrícola francés Confédération paysane, Nicolas Girod.

"La alternativa es desarrollar una soberanía alimentaria real", a escala local, "atenta a la demanda de las poblaciones", subrayó Girod y agregó que no espera "gran cosa" de la reunión de la OMC, que durará hasta el miércoles.

Las entidades agrícolas que organizaron la protesta fustigaron los tratados de libre comercio, por considerar que destruyen las pequeñas explotaciones y acentúan los riesgos para la seguridad alimentaria cuando se producen cortes de aprovisionamiento como ocurre actualmente con la guerra de Ucrania.

"Sin campesinos, no hay comida", corearon los manifestantes. (Télam)