La aerolínea alemana Lufthansa suprimirá hasta fin de año un total de 29.000 puestos de trabajo como consecuencia de la crisis derivada de la pandemia de coronavirus, confirmó hoy una fuente de la empresa a un medio local.

De acuerdo con estas declaraciones, efectuadas por una de las voceras de Lufthansa al periódico dominical Bild am Sonntag, más de 20.000 puestos de trabajo que se prescindirán serán en las filiales fuera de Alemania.

Para el próximo año, se estima que la aerocomercial que hoy cuenta con 109.000 empleados, elimine otros 10.000 puestos de trabajo, informó la agencia de noticias DPA.

Asimismo, Lufthansa vendió recientemente el negocio europeo de la filial de catering LSG, una empresa que cuenta con un plantel de 7.500 personas.

Como otras aerolíneas, el grupo Lufthansa se vio afectado por la fuerte reducción de vuelos derivada de la crisis pandémica.

Después de tres trimestres en estas condiciones, la empresa reportó una pérdida de 5.600 millones de euros (unos US$ 6.800 millones) para el año en curso.

Si bien fue rescatada de la bancarrota con ayuda estatal, aún tiene demasiado personal de a bordo para mantener a largo plazo, en el marco de una demanda de vuelos reducida.

Desde la empresa estimaron que el número de puestos de trabajo deberá llegar a poco menos de 100.000, preferentemente mediante la aplicación de jornadas laborales reducidas y voluntarias, pero también mediante despidos por razones operativas.

Además, los empleados de Lufthansa tendrán que hacer contribuciones de ahorro y renunciar a parte de sus ingresos. (Télam)