Los precios de los granos cerraron sin cambios en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) a pesar de las subas que se registraron en el mercado de Chicago, donde la soja llegó a cotizar a su máximo valor en casi 10 años.

Para la oleaginosa con entrega inmediata y para la fijación de mercadería, las ofertas abiertas se posicionaron en US$ 415 la tonelada, sin cambios respecto a ayer.

Para esta última posición y en moneda local, los ofrecimientos alcanzaron los $ 50.320 la tonelada.

Por el maíz con entrega hasta el 13 de junio, los ofrecimientos se mantuvieron estables en US$ 260 la tonelada.

Luego, el tramo julio-agosto se ubicó en US$ 250, sin registrarse variaciones.

Respecto al maíz de la campaña 2022/23, la oferta por parte de la demanda para la entrega de mercadería en marzo 2023 fue de US$ 240 la tonelada, US$ 10 por encima de lo registrado en la rueda de ayer.

Por el trigo con entrega inmediata y contractual, se ofrecieron abiertamente US$ 360 la tonelada, sin cambios entre jornadas, mientras que para la descarga entre agosto y septiembre, las ofertas se ubicaron en US$ 365, resultando en una suba de US$ 5 respecto del martes.

Por el cereal de la nueva cosecha, los precios no experimentaron variaciones: se ofrecieron US$ 320 para la entrega entre enero y febrero 2023, mientras que la descarga en marzo se ubicó en US$ 325.

Por último, el girasol cerró a US$ 600 la tonelada. (Télam)