Los precios de los granos cerraron la jornada con subas en el mercado de Chicago, impulsados por los problemas climáticos que enfrentan zonas productoras de Estados Unidos y Brasil.

El contrato de mayo de la soja subió 1,07% (US$ 6,15) hasta los US$ 579,45 la tonelada, mientras que el contrato de julio avanzó 0,93% (US$ 5,24) para ubicarse en US$ 565,21 la tonelada.

Los fundamentos de las subas radicaron en la "escasa disponibilidad" de granos en el mercado estadounidense, en un contexto de sostenida demanda, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

No obstante, la entidad advirtió que la crisis sanitaria que se registra en India producto del fuerte brote de coronavirus, podría traer aparejado una baja en la demanda de aceites vegetales.

En ese marco, el aceite de soja cayó 0,52% (US$ 7,94) a US$ 1.498,02 la tonelada, mientras que la harina ganó 1,75% (US$ 8,05) para concluir la jornada a US$ 466,82 la tonelada.

Por su parte, el maíz trepó 1,70% (US$ 4,93) y se posicionó en US$ 293,19 la tonelada, el más alto desde 2013, producto de una acotada oferta del grano, en conjunto con la falta de lluvias en el sur de Brasil, que podría tener "severas consecuencias en el desarrollo del cultivo", detalló la BCR.

Por último, el trigo avanzó 1,58% (US$ 4,23) y se posicionó en US$ 270,80 la tonelada, debido al impulso de las subas de los demás granos, aunque la previsión de una cosecha récord en las regiones productoras del Mar Negro limitaron las subas. (Télam)