Los precios de los granos cerraron con ganancias en el mercado de Chicago impulsados por la buena performance exportadora de Estados Unidos y por los problemas climáticos que condicionan el estado de las cosechas en zonas productoras.

El contrato de mayo de la oleaginosa subió 0,10% (US$ 0,64) hasta los US$ 626,57 la tonelada, mientras que la posición julio cayó 0,20% (US$ 1,29) para concluir la jornada a US$ 614,26 la tonelada.

Los fundamentos de este cierre dispar radicaron, en cuanto a la suba, que también se dio en las posiciones más alejadas, a nuevas ventas de mercadería estadounidense a China, por 130.000 toneladas y a destinos desconocidos por otras 130.000 toneladas, junto con el el fuerte incremento del del aceite de soja.

Dicho subproducto escaló 3,08% (US$ 56,22) hasta los US$ 1.880,29 la tonelada, debido a la suba del petróleo, pero también a la decisión de Indonesia de interrumpir las exportaciones de aceite de palma, indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Las bajas de los contratos de julio y agosto del poroto respondieron a una toma de ganancias por parte de los fondos especulativos.

En lo que respecta a la harina de soja, el precio hoy registró una caída del 1,67% (US$ 8,38) y cerró a US$ 490,30 la tonelada.

Por su parte, el trigo ganó 2% (US$ 7,81) se posicionó en US$ 398,03 la tonelada, producto de las malas condiciones del cereal estadounidense.

"La condición del trigo de invierno en los Estados Unidos es la peor desde 1989, de la mano de la fuerte sequía en las planicies norteamericanas. Con expectativas de caídas de rindes, y la persistencia del conflicto ruso-ucraniano, los precios del trigo no ceden en los Estados Unidos", puntualizó la BCR.

Por último, el maíz avanzó 0,37% (US$ 1,18) y finalizó la jornada a US$ 316,23 la tonelada, debido a la escasa humedad de suelos en los Estados Unidos impide progresar con una siembra óptima del grano amarillo.

En este sentido, a la fecha se sembró el 7% del área objetivo, por debajo del 9% del año pasado y más atrás aún del 15% promedio de los últimos cinco años. (Télam)