Los precios de los granos cerraron mayormente a la baja en el mercado de Chicago, si bien la posición más cercana de la soja finalizó con saldo positivo, mientras que el resto de los contratos de la oleaginosa y el trigo y el maíz cerraron con pérdidas.

El contrato de julio de la oleaginosa subió 0,27% (US$ 1,38) hasta los US$ 510,83 la tonelada, mientras que el contrato de agosto retrocedió 0,10% (US$ 0,55) para concluir la jornada a US$ 501,64 la tonelada.

El fundamento de la suba en la posición más cercana radicó en nuevas compras chinas de soja estadounidense, mientras que el resto de los futuros fueron presionados negativamente por los pronósticos de lluvias en zonas productivas del país del Norte.

Los subproductos de la soja también cayeron al cierre de la jornada, entre las que se destacaron una baja de 0,78% en aceite (-US$ 11,24) hasta los US$ 1.416,45 la tonelada, mientras que la harina cayó 0,33% (-US$ 2,09) para cerrar a US$ 391,64 la tonelada.

Por su parte, el maíz cedió 2,22% (-US$ 5,71) y se ubicó en US$ 251,17 la tonelada, concretando la cuarta baja consecutiva, donde "los fondos de inversión ampliaron la liquidación de contratos iniciada el viernes, luego de que la Justicia estadounidense anulara la regla impuesta durante el gobierno de Trump que permitía la venta de combustible con un corte de etanol más alto durante el verano", explicó la corredora de granos Granar.

"Después de eso, la excusa para desprenderse sistemáticamente de contratos fue el clima más húmedo sobre el oeste y el norte del Medio Oeste y sobre el este de Dakota", agregó.

Por último, el trigo descendió 0,40% (US$ 0,92) y se posicionó en US$ 224,92 la tonelada, por la previsión de lluvias sobre el norte de las Grandes Planicies estadounidenses, "donde el trigo de primavera padece los efectos de la sequía". (Télam)