Las solicitudes semanales de seguro por desempleo en los Estados Unidos volvieron a caer, alcanzando un nuevo mínimo desde el inicio de la pandemia de coronavirus, según informó hoy en Washington el Departamento de Trabajo.

En la semana que finalizó el 10 de julio se registraron 360.000 solicitudes de subsidios por desempleo, marcando una caída de 26.000 respecto de las 386.000 solicitudes de la semana anterior.

Las nuevas solicitudes semanales de beneficios por desempleo se han reducido a más de la mitad desde principios de año, a medida de que las empresas deciden incrementar sus plantillas con la mejora en la situación económica y en la demanda de ocio y turismo, según la agencia Bloomberg.

Sin embargo, el indicador todavía no cayó al nivel previo a la pandemia y algunos empleadores continúan señalando la dificultad de encontrar mano de obra calificada, especialmente en el caso de los puestos peor pagos.

En ese sentido, más de la mitad de los gobernadores de los Estados anunciaron planes para finalizar los beneficios excepcionales de desempleo implementados por la crisis económica, argumentando que los mismos dificultan a las empresas a la hora de contratar.

Pese a ello, cerca de 3,24 millones de personas siguen recibiendo algún tipo de prestación por falta de empleo, de acuerdo con datos de la semana que finalizó el 3 de julio.

El presidente de la Reserva Federal (FED), Jerome Powell, había ratificado ayer en su testimonio ante la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, su expectativa de que la tasa de desempleo (que se ubicó en 5,9% en junio) regrese a 3,5%, el nivel anterior de la crisis, y prometió un "respaldo poderoso" para completar la recuperación económica de ese país.

"Las condiciones en el mercado laboral continúan mejorando pero todavía hay un largo camino para recorrer", reconoció Powell, quién luego enfatizó que "los progresos en la creación de empleo deberían ser sólidos en los próximos meses".

Al respecto, Powell respaldó esta expectativa en que "las condiciones de salud pública continúan mejorando, y algunos otros factores relacionados con la pandemia que actualmente pesan están disminuyendo". (Télam)