A pesar de los intentos del gobierno por frenar los aumentos y así evitar tarifazos que golpeen al bolsillo de los argentinos, varias empresas prestadoras de servicios anunciaron sus nuevos cuadros tarifarios con incrementos.

Prepagas, GNC, combustibles, telecomunicaciones, luz y gas serán algunos de los servicios que vendrán con subas. Respecto al primero de ellos, luego de la suba de abril (4.5%), ahora se sumará un 5,5% más, aunque los usuarios podrían percibir que en sus facturas hay un cobro retroactivo del primero de los incrementos mencionados ya que la suba fue autorizada luego de la emisión de la factura.

Con respecto a los combustibles cabe aclarar que no se trata de la primera suba en el año. Éste sería el tercer tramo de los anunciados por YPF para naftas y gasoil que completarían el 15% pautado. Por su parte, el Gas Natural Comprimido (GNC), subió un 30%, llevando el costo del metro cúbico a $35.

Respecto a las tarifas, tanto en el gas como en la luz, los incrementos no superarán el 10%. En el caso del gas, será de un 6% para los usuarios residenciales; mientras que la luz será para los residentes en el AMBA, de un 9%, siendo el primero de los previstos hasta alcanzar una suba del 15%.

Por su parte, en relación a las telecomunicaciones, habría una suba en el servicio de telefonía celular. Si bien aún la Enacom no dio el visto bueno final, se prevé que los mismos ronden en torno a los 8% y 7% en los meses de mayo y junio, para las empresas Claro y Movistar. Para los que tengan Personal, el incremento recién llegará en junio, un 10%.

El último incremento anunciado está relacionado con el personal doméstico que, como parte se su paritaria anual, este mes les corresponde una suba del 10% en sus salarios