Los granos cierran la semana con subas en sus cotizaciones en el mercado de Chicago, impulsados por problemas climáticos en las zonas productoras de Sudamérica para el maíz y la soja, y por la buena demanda de trigo por parte de los países importadores.

El contrato de enero de la oleaginosa subió 0,62% (US$ 2,94) hasta los US$ 472,25 la tonelada, a la vez que de marzo lo hizo por 0,80% (US$ 3,77) para concluir la jornada a US$ 473,44 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en los pronósticos de clima seco en las zonas productoras de Sudamérica que podrían afectar al cultivo.

También sumó impulso la mejora en la cotización de la harina, que durante la jornada trepó 1,93% (US$ 7,94) y cerró a US$ 418,32 la tonelada, mientras que el aceite retrocedió 1,40% (US$ 16,98) y se posicionó en US$ 1.187,83 la tonelada.

Por su parte, el maíz ganó 0,33% (US$ 0,79) y se posicionó en US$ 233,55 la tonelada, por la previsión de clima seco para los próximos meses en Sudamérica.

"Los pronósticos de largo plazo indican temperaturas elevadas y precipitaciones por debajo de lo normal, lo cual podría afectar la producción de la región y da sostén a los precios", señaló la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Click to enlarge
A fallback.

Por último, el trigo avanzó 0,58% (US$ 1,65) y se ubicó en US$ 284,76 la tonelada, como consecuencia de una buena demanda internacional del cultivo y clima adverso para la producción en Estados Unidos. (Télam)