Los precios de los principales granos cerraron con subas en el mercado de Chicago, ante la incertidumbre respecto al clima en las zonas productoras de Sudamérica, en especial en lo que respecta a la soja.

El contrato de mayo de la oleaginosa subió 0,26% (US$ 1,38) hasta los US$ 522,95 la tonelada, a la vez que el julio lo hizo por 0,24% (US$ 1,29) para cerrar a US$ 519,46 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en las dudas de los operadores respecto al desarrollo del clima y sus efectos sobre el cultivo en Sudamérica.

Sin embargo, el avance de la cosecha en Brasil, sumado a cierto "debilitamiento" en la demanda internacional del grano pusieron techo a la mejora en los precios, advirtió la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En ese marco, los subproductos tuvieron un cierre dispar, con una caída del 0,31% (US$ 1,43) en la harina hasta los US$ 447,64 la tonelada, mientras que el aceite culminó la jornada sin cambios a US$ 1.214,51 la tonelada.

Por su parte, el maíz lideró las subas en la plaza bursátil estadounidense, ante una robusta demanda del cereal amarillo de dicho país por parte de China.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) informó sobre ventas al gigante asiático, las cuales se ubicaron como las más importantes desde enero.

Por último, el trigo avanzó 0,31% (US$ 0,73) y concluyó la jornada a US$ 237,73 la tonelada, ante la noticia de que Egipto, el mayor comprador mundial, buscará hacerse con 3,5 millones de toneladas del cereal.

No obstante, la mejora en la condición de los trigos de Oklahoma y Kansas y los rumores de que Rusia dejaría de regular sus exportaciones le pusieron coto a las subas. (Télam)