El precio de los granos cayeron en el mercado de Chicago debido a una sostenida toma de ganancias por parte de fondos especulativos.

El contrato de julio de la oleaginosa cayó 2,28% (US$ 13,23) hasta los US$ 565,21 la tonelada, a la vez que de agosto lo hizo por 2,35% (US$ 13,14) para concluir la jornada a US$ 545,83 la tonelada.

Los fundamentos de la baja radicaron en una fuerte toma de ganancias por parte de los fondos especulativos.

Asimismo, la baja en el precio del petróleo presionó el valor del aceite de soja, el cual tuvo una merma del 3,20% (US$ 48,50) y se posicionó en US$ 1.465,39 la tonelada, mientras que la harina retrocedió 1,85% (US$ 8,38) para concluir la jornada a US$ 444,44 la tonelada.

Por su parte, la posición de julio del maíz cerró sin cambios a US$ 259,14 la tonelada, aunque los contratos más alejados culminaron la sesión con pérdidas.

La estabilidad del grano amarillo se dio a pesar de estar cotizando gran parte e la jornada en terreno negativo por toma de ganancias, debido a las compras de oportunidades que se dieron a continuación de la baja del precio.

Por otro lado, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) anunció ventas para exportación con destino a China por 1,36 millones de toneladas, por lo que "cierra así el quinto día consecutivo con compras del cereal por parte del gigante asiático, lo cual también habría dado soporte al mercado", indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Por último, el trigo retrocedió 2,68% (US$ 6,89) y se posicionó en US$ 249,58 la tonelada, por toma de ganancias. (Télam)