Los granos cerraron con cotizaciones dispares en el mercado de Chicago, con una nueva caída de la soja y el avance del maíz por la fuerte demanda externa.

El contrato de julio de la oleaginosa cayó 0,32% (US$ 1,84) hasta los US$ 563,37 la tonelada, a ala vez que de agosto lo hizo por 0,35% (US$ 1,93) y se posicionó en US$ 543,90 la tonelada.

Los fundamentos de la baja radicaron en el retroceso de embarques por parte de Brasil y bajas exportaciones semanales por parte de Estados Unidos.

También influenció en la caída las bajas de sus subproductos, con un retroceso del 1,06% (US$ 15,65) en el aceite hasta los US$ 1.449,74 la tonelada, mientras que la harina lo hizo por 0,52% (US$ 2,31) y concluyó la jornada a US$ 442,13 la tonelada.

Por su parte, el maíz ganó 0,94% (US$ 2,46) y se ubicó en US$ 261,60 la tonelada, gracias a la buena demanda internacionales y la incertidumbre sobre qué volumen aportará la cosecha brasileña, cuyo clima seco pone en juego los rindes, indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) informó hoy una nueva venta de grano amarillo a China por 1,22 millones de toneladas, siendo la sexta jornada con compras del gigante asiático.

Por último, el trigo cayó 0,58% (US$ 1,47) y cerró a US$ 248,11 la tonelada, como consecuencia de las buenas perspectivas productivas del estado de Kansas, el distrito que más cereal aporta a Estados Unidos. (Télam)