La localidad santafesina de Chabás será sede a partir de mañana de la vigésima edición de la Feria y Seminarios de Producciones Alternativas (Fespal), en la que participarán alrededor de un millar de firmas pymes y un centenar de emprendedores de todo el país.

El eje del encuentro serán las producciones alternativas de arándanos, plantas aromáticas, pequeños animales, artesanías, delicatessen, productos especiales, cunicultura y apicultura.

Los organizadores de la tradicional muestra, que tendrá lugar en el Parque del Ferrocarril de Chabas y se extenderá hasta el domingo, pondrán en agenda "los principales avances de este sector y los desafíos para el futuro".

Durante la muestra, que prevé la participación de más de 500 empresas, se exhibirán productos alimenticios como embutidos, alfajores, snacks, quesos saborizados, alimentos libres de gluten, chocolates, especias y miel.

También habrá una variedad de emprendedores que elaboran mates, bombillas, cuchillos, juguetes de madera, ollas, sartenes de aluminio reciclado, tablas y juegos de asador.

El gobierno de la provincia de Santa Fe informó que participará de la muestra con una capacitación en el marco del programa Comercio Express, titulada: "Desafíos para el comercio en la venta a distancia", dirigida a comercios de la localidad y zona, entidades empresarias y público en general.

Asimismo, indicaron que habrá una mesa de consultas y actualización de información acerca del programa Billetera Santa Fe, dirigida a comercios de la localidad y zona, entidades empresarias y público en general.

Fespal es la primera muestra de producciones no tradicionales de Argentina nacida en el año 2000, a partir de una iniciativa de la Comuna de Chabás, a la que se sumaron el Centro Económico local y el gobierno de la provincia de Santa Fe a través del Ministerio de Producción.

A lo largo de los años, la feria logró potenciar el intercambio entre técnicos, productores y público, identificando las necesidades de cada rubro en sus distintas fases como la producción, el procesado y la comercialización para encontrar respuestas a estas inquietudes. (Télam)