La marca australiana de electromovilidad urbana Super Soco anunció su llegada al país, en asociación con el grupo empresario local Simpa, para la comercialización de su gama de modelos de motos eléctricas.

El desembarco se concretó con la apertura de cuatro concesionarias, la más grande en la ciudad de Buenos Aires, distrito donde el uso de monopatines y motos eléctricas está eximido de pagar patente, como un incentivo al uso de energías sustentables.

Las otras concesionarias de la marca están ubicadas en las ciudades de Tucumán, Mendoza y Córdoba, donde el concepto de movilidad eléctrica y sustentable tiene alto potencial de desarrollo.

La oferta local por el momento contará con los modelos de motos de movilidad eléctrica Super Soco TSX, TC, CPX y TC MAX, todas para uso urbano con distintas potencia y autonomía y valores a partir de los $620.000.

El segmento de motos y scooters eléctricos es aún chico comparado con los modelos de combustión tradicional, es el que un crecimiento porcentual más grande que el resto de la industria, por la ampliación del concepto de movilidad sustentable, y los incentivos en patentes e impuestos.

El Grupo Simpa ofrece a través de una entidad bancaria préstamos prendarios para fomentar la compra de vehículos con emisiones cero, a Tasa Nominal Anual del 0%, con un plazo de 12 meses, y un financiamiento de hasta 50% del valor de la moto.

Click to enlarge
A fallback.

El proyecto de comercialización prevé en una futura etapa la posibilidad de poder ensamblar y sumar motopartes nacionales, de manera de poder aprovechar los incentivos fiscales vigentes para ofrecer una gama de productos más competitivos.

El Grupo Simpa representa 10 marcas de motos, scooter y monopatines,y fabrica en el país casi 20 modelos modelos de las marcas Royal Enfield, KTM, Husqvarna, Aprilia y los cuatriciclos chinos CF Moto, a las que se sumaran otros 10 modelos en 2022. (Télam)