Tres expertas en comercio internacional y género reflexionaron hoy sobre las mejores estrategias para cambiar la lógica actual que deja afuera a gran parte de las mujeres de los beneficios de la integración y el ejercicio de sus derechos, en el marco de los 30 años del Mercosur.

El encuentro fue organizado por la Fundación Foro del Sur, con el apoyo del INTAL-BID, Fundación ICBC, Fundación Getulio Vargas, Universidad Católica del Uruguay, Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya y Centro de Formación para la Integración Regional.

El encuentro que se realizó de forma virtual convocó a las especialistas Ana Basco de Argentina, Isabelle Chaquiriand de Uruguay, Carina Daher de Paraguay y Vera Thorstensen de Brasil, quienes dialogaron sobre cómo el comercio internacional puede ayudar a cerrar la brecha de género.

Basco, economista y politóloga, especialista en Integración del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), manifestó que “las mujeres tienen que obtener los mismos beneficios que tiene el comercio en los hombres en general” y explicó que esto tiene que ver con acceder a mayores mercados, mayor cantidad de divisas, incrementar empleo, productividad y competitividad en la economía.

“De esta manera las mujeres vamos a poder participar más en el empleo, incrementar los salarios, y contribuir a disminuir la inequidad de género en general”, expresó la experta.

En la misma línea Thorstensen, directora del Centro del Comercio Global y de Inversiones de la Fundación Getulio Vargas, titular de Cátedra OMC de Brasil, instó a que “los porcentajes de participación de mujeres deben subir año a año en los países del MERCOSUR.”

Thorstensen aseguró que “género y mujer eran temas completamente ausentes en la OMC hasta hace pocos años atrás” y que “para empoderar a las mujeres en el MERCOSUR primero hay que darles voz, segundo hay que apoyar con recursos, y tercero organizarse, porque una sola mujer no hará la diferencia”, expresó la doctora y magíster en Administración de Empresas.

Por su parte, Chaquiriand, decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Católica del Uruguay, destacó que “América Latina, junto con el Caribe y Europa, son regiones líderes en aumento de proporción de mujeres en puestos directivos, sin embargo la región está rezagada en cuanto al número de mujeres CEOs y casi la mitad de las juntas directivas son completamente hombres”.

Chaquiriand manifestó :La diversidad trae innovación; la región está preparada para convertirse en líder en temas de género, si se llevara el nivel de empleo de mujeres al equivalente de los países nórdicos el PBI per cápita podría ser un 10% mayor”, aseguró la analista uruguaya.

Finalmente, Daher, presidenta de la Cámara de Empresas Maquiladoras del Paraguay, repasó la experiencia de este sector en el país vecino que tiene 18.000 personas trabajando de manera directa en el sector según el Instituto de Previsión Social y 75% de los trabajadores de la cadena de maquila son mujeres. (Télam)