El precio del petróleo registró hoy leves subas como consecuencia del debilitamiento del dólar, aunque las perspectivas de una demanda menor continúan azuzando al mercado en medio del aumento de casos de coronavirus en el mundo.

El barril de la variedad WTI cerró en US$ 63,40 mientras que el tipo Brent concluyó en US$ 67,10, ambos con un aumento de 0,5%, de acuerdo con datos proporcionados por la agencia Bloomberg.

Si bien la campaña de vacunación de los Estados Unidos está impulsando el optimismo en torno de un repunte de la demanda, el mercado se está absteniendo de probar los máximos de este año mientras espera que otros países reduzcan la brecha.

Las ventas totales de combustible para carreteras en Francia se mantuvieron más bajas en comparación con el mismo período en 2019, mientras que una refinería clave en India está reduciendo drásticamente las tasas de procesamiento de petróleo a medida que el virus se propaga rápidamente y bloquea el uso de combustible en el país.

No está claro cuándo la población estará vacunada en su totalidad pero se considera que cuando alcance el 80%, será entonces cuando los precios del crudo puedan aumentar.

Los inversores siguen de cerca los brotes del virus en otras partes del planeta en especial en la India donde se están viendo cifras preocupantes que obligan a cerrar actividades.

Los operadores también están atentos a las negociaciones diplomáticas entre Irán, los Estados Unidos y otras naciones destinadas a poder revivir el acuerdo nuclear de 2015 y que Teherán vuelva a exportar con normalidad.

Washington describió las negociaciones como "constructivas", mientras que la República Islámica señaló que estaba lista para debatir los detalles para revivir el acuerdo.

En tanto, el oro bajó hoy 0,5% y se pactó en 1.770 dólares la onza. (Télam)